Síguenos en: Menu

Detienen a otro venezolano por lavado de dinero en Andorra


Tarek William Saab, Fiscal General de la República, informó sobre la detención de José Enrique Luongo, un ciudadano señalado por lavado de dinero a través de la Banca Privada de Andorra (BPA).

Luongo fue detenido el sábado en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía cuando pretendía abordar un vuelo con destino a Estados Unidos.

"Luongo fue aprehendido por su presunta vinculación con Diego Salazar Carreño en caso de legitimación de capitales (lavado de dinero) a través de la Banca Privada de Andorra", puede leerse en mensajes replicados por Saab en su cuenta en Twitter y originalmente enviados desde el perfil del Ministerio Público.

Salazar Carreño es primo hermano del expresidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) Rafael Ramírez, actualmente embajador del país en la ONU, y también fue aprehendido esta semana por estar vinculado al caso de la BPA.

"Mediante una empresa Luongo habría realizado transferencias a entidades instrumentales panameñas vinculadas a Salazar por un monto superior a los 192 millones de dólares", agregó el fiscal en la misma red social.

Saab dijo esta semana que existen documentos que dan cuenta de movimientos y "transferencias desde y hacia cuentas externas de la BPA" que eran controlados por personas que desvirtuaban "estas transferencias a la mejor manera de una banda delictiva (...) para defraudar" a las empresas y otros organismos del Estado venezolano.

Salazar Carreño se encuentra detenido en la sede del Cuartel General del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y será imputado por los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir.

"Vamos a iniciar la judicialización del caso para determinar" el monto "real de todo esto, el blanqueo de capitales a través de esta red con la Banca Privada de Andorra ocurrido entre los años 2011 y 2012", agregó el funcionario.

En 2015, la BPA fue intervenida por las autoridades andorranas a raíz de una investigación en Estados Unidos por supuestas prácticas de blanqueo de dinero procedente del crimen organizado y el narcotráfico.

En la investigación se menciona, entre otros, al empresario venezolano Diego Salazar, y que supuestamente tendría en la BPA casi 200 millones de dólares, dinero que fue bloqueado y pocos días después liberado.