Síguenos en: Menu

Desaparecen tres mil empleadores zulianos en un año


Gilberto Gudiño Millán, presidente de la Unión Empresarial del Comercio y los Servicios del Estado Zulia (Ucez), rememora el aniversario 487 de la fundación de Maracaibo "con sentimientos encontrados". En las afueras del Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, antiguo Mercado Principal de Maracaibo, el dirigente rechaza los obstáculos económicos a los que se deben enfrentar los comerciantes del municipio diariamente.

El último registro del Instituto Nacional de Estadísticas, arroja que entre abril de 2015 y el mismo mes de 2016, desaparecieron 109 mil patronos empleadores en el país, de los que cerca de tres mil residían en el estado Zulia. Esto confirma que en promedio, diariamente desaparecen 300 unidades productivas, casi una por 335 municipios que conforman al país.

"No podemos seguir aceptando que hoy (ayer), cuando Maracaibo cumple 487 años, nuestra población esté condenada a seguir viviendo procesos de empobrecimiento exacerbados", afirma el empresario que -insiste- lamenta que la importante plataforma comercial con la que cuenta el estado Zulia no sea aprovechada para el desarrollo de Venezuela.

Gudiño considera que no explotar las potencialidades de la ciudad significaría que la familia zuliana continúe desprendiéndose de sus comidas diariamente para dárselas a sus hijos. Solicita facilidades para que los sectores productivos puedan ejercer sus funciones de forma eficaz. "El sector comercial genera siete de cada 10 puestos de trabajo en el país, genera importantes ingresos mediante los impuestos, y nuestra exigencia es que podamos ayudar a forjar una ciudad de primer mundo".

"Podemos tener la capacidad de abarrotar el mercado de productos, pero si el sistema sigue confrontando al sector comercial, a la economía, vamos a ver menos productos en los mercados. Ante esa situación, la reventa de productos y que la familia venezolana no pueda acceder a los mismos", asegura, añadiendo que la economía informal se alimenta de la crisis. Una demostración de esto es que en el casco central de la ciudad se concentra el 25 por ciento de la actividad comercial.

El líder del gremio, también rechaza la presencia de productos colombianos, pues explica que la acción no es equivalente a abastecimiento, puesto que es "imposible" para la población promedio acceder a ellos por sus altos precios. La solución es pasar por procesos que permitan que sus ingresos garanticen su calidad de vida, reitera.

Fuente: La Verdad