Síguenos en: Menu

Corpoelec le pone un candado al Sambil


Luego de constantes adaptaciones de horario y la utilización de una planta que no genera lo suficiente para mantener operativo a uno de los centros comerciales más grandes de la ciudad, Corpoelec ordena cerrar las puertas del centro Sambil. "Reiteramos que estamos en #RestricciónEléctrica por lo tanto el mall no abre hasta nuevo aviso", publicó el complejo en su cuenta en Twitter.

La infraestructura cumplía con un ahorro de 64 por ciento, recortando su horario para funcionar de 12.00 del mediodía a 7.00 de la noche. Pero, estas acciones no fueron suficientes para la Corporación Eléctrica Nacional, que enfrenta una contingencia en su parque hidroeléctrico que atribuye al fenómeno de El Niño.

Juan Carlos Koch, gerente general de Sambil Maracaibo, afirmó esta semana que la estatal eléctrica solo autoriza un consumo de 900 kilovoltioamperios (Kva), lo que significaría un racionamiento eléctrico de 93 por ciento. Y es que los 322 locales que constituyen la infraestructura necesitan cuatro mil Kva para su funcionamiento y su planta solo tiene una capacidad de mil Kva.

Ante la imposición de Corpoelec, el centro habría propuesto un plan de reducción de consumo que implicaba dejar de laborar un día. En sus redes sociales informaron que mantienen conversaciones con la corporación para aclarar cuánto debe ser el consumo eléctrico en el horario de operación.

La Cámara Venezolana de Centros Comerciales rechazó que desde el mes de febrero los comercios se vieron obligados a autogenerar energía con plantas de emergencia. "Las plantas eléctricas no están en capacidad de operar durante los tres meses que se le ha exigido al sector", reiteraron.

Más de 550 mil personas trabajan en los centros comerciales pertenecientes a la cámara. En el caso del centro Sambil de Maracaibo son tres mil empleos comprometidos por la restricción eléctrica. Otros gremios como la Cámara de Comercio y Fedecámaras Zulia expresaron su apoyo al centro comercial, calificando la medida de su cierre como una "mala decisión".

Fuente: La Verdad