Síguenos en: Menu

Contracción económica en Venezuela superaría el 7% en 2016: Cepal


América Latina anotaría en 2016 otro año de contracción económica, ante un desempeño más débil de lo esperado de las principales economías, lo que hará revisar "a la baja" las proyecciones de crecimiento, dijo este martes Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal.

Para Venezuela, la Cepal estima que la contracción superaría el 7% previsto en sus últimas proyecciones entregadas en diciembre pasado, afectada por la crisis política que enfrenta el gobierno de Nicolás Maduro y la caída en el precio internacional del petróleo.

Para Argentina, en tanto, esperaba una expansión de 1,6% que deberá ajustarse a la baja.
"Nosotros estimamos para el caso de Argentina un crecimiento negativo", detalló la secretaria ejecutiva de Cepal.

Para el 2017, el devenir de la economía argentina "va a depender mucho de lo que se logre en los mercados financieros y las inversiones", pero "es difícil que Argentina pueda recuperar crecimiento en tan poco plazo. Creo que hay que esperar, yo no sería tan optimista", agregó Bárcena.

"Las economías van a crecer menos de lo que nosotros estimamos, no en el caso de Chile o México, pero sí en el caso de Brasil, Venezuela y Argentina, donde vamos a tener crecimientos negativos", abundó Bárcena.
La economía brasileña, que el año pasado cayó un 3,8%, no estaría dando señales aún de una recuperación, todavía afectada por el escándalo de corrupción que investiga la justicia y amenaza al gobierno de Dilma Rousseff.

La crisis económica y política que vive la mayor economía regional, que estalló hace dos años, tomó en las últimas semanas un nuevo impulso ante el avance de la investigación por corrupción que enfrenta el exmandatario Lula Da Silva y el pedido de destitución que enfrenta Rousseff.

"Este año nosotros estimábamos que se podía recuperar un poco (la economía brasileña), pero no vemos una recuperación tan rápida como hubiéramos querido", explicó Bárcena.

En una declaración pública revelada también este martes, la Cepal advirtió que Brasil enfrenta una amenaza a su estabilidad democrática, y acusó un intento de "demoler" la imagen de la presidenta Rousseff y su legado, "al tiempo que se multiplican los empeños por menoscabar la autoridad presidencial e interrumpir el mandato que entregaron en las urnas los ciudadanos".

Fuente: Panorma