Síguenos en: Menu

Condiciones del préstamo chino serían iguales a las del FMI


Henkel García, director de la consultora Econométrica, dice que las condiciones del FMI no son neoliberales y que un financiamiento chino no sería muy diferente al del ente internacional

Los intereses de los países y organismos que pueden otorgar créditos a Venezuela son los mismos: Todos quieren un pago. El presidente Nicolás Maduro y los miembros de su gabinete han expresado en reiteradas oportunidades su negativa a solicitar ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional (FMI) por sus condiciones "neoliberales". Pero, el caso de China, el país con el que mantiene un estrecho vínculo financiero y con el que viene negociando otro posible préstamo no sería diferente.

Así lo afirma Henkel García, director de la consultora Econométrica, en entrevista con GMT Radio. De acuerdo con el experto, todos los entes y países están convencidos de que bajo el actual esquema económico venezolano, es imposible que eso se haga.

García expone que las condiciones del FMI no son neoliberales. "Una economía de mercado es algo que tienen la gran mayoría de países, incluyendo a los países del Alba". El economista considera que esa debería ser la dirección abordada por Venezuela a través de un gran programa económico de ajustes.

"Para llevar al frente ese tipo de plan, tendrías que tener al frente un equipo técnicamente capacitado y uno creíble, y esas son dos características que no vemos en el Ejecutivo actual", asegura. Pronostica que el escenario económico de crisis que vive el país va a resolverse, "pero parece que vamos a vivir tiempos peores antes de que ello ocurra".

Sobre el nuevo sistema complementario de divisas afirma: "Si realmente no flotó con el precio del petróleo en 100 dólares, no va a flotar con el precio actual. Necesitas divisas para poder surtir ese mercado, sino sería legalizar el paralelo". Una premisa que no cree probable puesto que el cálculo del salario mínimo para estándares internacionales pasaría a ser de cerca de 10 dólares. "Esa sería una derrota política muy fuerte, a nivel comunicacional".


Fuente: La Verdad