Síguenos en: Menu

Comisionado de Miami-Dade pide acciones a Trump y al Congreso contra el gobierno de Venezuela


El comisionado del Condado de Miami-Dade José "Pepe" Díaz está patrocinando dos resoluciones condenando la creciente represión en Venezuela e instando al presidente Donald Trump y al Congreso de Estados Unidos a imponer sanciones a los funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, informó el lunes su oficina del Distrito 12.

"Aparte de involucrarse en tácticas dictatoriales y violencia contra sus ciudadanos, el régimen de Maduro está involucrado en muchas otras actividades ilícitas incluyendo el contrabando de drogas y el lavado de dinero, y no sólo debemos condenar al gobierno venezolano en los términos más fuertes, sino también imponer sanciones a todos los involucrados en estos crímenes atroces contra la humanidad", dijo Díaz en un comunicado.

Las resoluciones serán presentadas este martes en la Comisión del Condado a las 9 a.m.

Díaz y otros políticos del sur de la Florida, entre ellos el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, y varios representantes de congresistas y senadores, se reunieron la semana pasada para condenar públicamente la represión del régimen chavista contra los manifestantes que ya llevan más de un mes protestando contra Maduro en las calles de las principales ciudades del país sudamericano.

La represión ha dejado al menos 29 muertos, cientos de heridos y más de 1,000 detenidos.

Una de las resoluciones propuestas por Díaz condena al régimen del gobierno venezolano "por el uso de la violencia e intimidación para suprimir la oposición política", expresa el apoyo "para que los venezolanos que luchan para restaurar su nación a un estado pacífico y democrático", e insta al gobierno federal y a la Organización de Estados Americanos "a tomar las acciones diplomáticas apropiadas".

"Maduro, que afirma haber sido elegido democráticamente, frecuentemente ha recurrido a tácticas dictatoriales, incluyendo silenciar a los medios de comunicación, encarcelar a opositores políticos y posponer las elecciones", dice la resolución. "El gobierno venezolano suprime continuamente las voces de sus ciudadanos a través de arrestos políticos, con más de 100 prisioneros políticos actualmente en prisión, entre ellos el líder de la oposición Leopoldo López y el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma".

"Estas no son las acciones de una nación que pretende ser democrática y gobernada por el estado de derecho", dice el texto del documento. "Esta Junta cree que el gobierno de los Estados Unidos debe abordar la apremiante y creciente situación en Venezuela".

La otra resolución urge al presidente Trump, al Congreso de EEUU y a las agencias federales a imponer sanciones contra funcionarios o personas que actúen en nombre del gobierno venezolano que son responsables o cómplices "en la comisión de serios abusos a los derechos humanos, lavado de dinero, tráfico de drogas y otras actividades ilícitas".

"Las acusaciones de abusos contra los derechos humanos, el fraude, la corrupción, la fuerza excesiva y otras acusaciones de brutalidad contra el presidente Maduro, el gobierno venezolano, la policía y los funcionarios militares han sido ampliamente difundidas", dice la resolución. "Además de haber cometido detenciones políticas, los funcionarios gubernamentales, policiales y militares han cometido numerosas atrocidades, entre ellas asesinatos, detenciones masivas injustificadas, torturas de prisioneros, deportaciones arbitrarias, lavado de dinero y contrabando de drogas".

El documento también señala las sanciones impuestas por EEUU contra el vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami, acusado de narcotráfico.

"Como parte de los esfuerzos diplomáticos del gobierno de los Estados Unidos para hacer frente a la turbulencia económica y política en Venezuela, esta Junta cree que se deben imponer sanciones a los funcionarios venezolanos ya cualquier otra persona que actúe en nombre del gobierno venezolano y de otros países que cometen abusos contra los derechos humanos", dice la resolución.