Síguenos en: Menu

Cilia Flores dice que DEA cometió secuestro en caso de familiares


La primera dama de Venezuela, la congresista Cilia Flores, afirmó el martes que la agencia antidrogas estadounidense DEA actuó sin autorización en territorio venezolano y cometió el delito de secuestro en el caso de sus dos sobrinos que permanecen detenidos en Estados Unidos a la espera de un juicio por narcotráfico.

Flores rompió el silencio de varios meses por el caso de sus sobrinos, que fueron arrestados en noviembre pasado, y dijo al semanario local Tal Cual que "está determinado y comprobado, y tenemos ya prueba de eso y podemos decirlo, es que la DEA estuvo metida aquí, en territorio venezolano, violentando nuestra soberanía e incurriendo en delito dentro de nuestro territorio". "La DEA cometió delito de secuestro", agregó

La congresista, que es llamada por su esposo como "la primera combatiente", indicó que poseen elementos que demuestran quienes fueron los funcionarios de la DEA que incurrieron en delito en Venezuela, pero precisó que no han querido sacar las pruebas "hasta tanto no se definan otras cosas allí".

Flores sostuvo que en el caso de sus familiares se realizó un secuestro por "venganza". Agregó que "no lograron el objetivo porque en el momento en el que lo hacen (la detención de los sobrinos) íbamos a un proceso electoral y querían desarticularnos, querían sacarnos, y no, nosotros fuimos a nuestro proceso. Fíjate yo gané en mi estado", señaló.

La primera dama resultó electa diputada por el estado central de Cojedes en los comicios del 6 de diciembre en los que la coalición opositora ganó por abrumadora mayoría y logró el control del Congreso con 112 de los 167 escaños.

Dos de los sobrinos de la primera dama, Efraín Campo y Francisco Flores, fueron arrestados en noviembre en Haití y posteriormente trasladados a una corte de Manhattan que ordenó mantenerlos detenidos mientras son procesados bajo cargos de conspirar para introducir 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos.

Venezuela suspendió en el 2005 las operaciones de la DEA en el país y argumentó que algunos de sus miembros estaban implicados en "infiltraciones de inteligencia que amenazaban la seguridad y defensa".

Estados Unidos ha cuestionado por años las políticas que mantiene Venezuela para combatir el narcotráfico. El presidente venezolano Nicolás Maduro se ha mantenido desafiante ante acusaciones estadounidenses. A finales de 2015, Maduro acusó a la DEA de ser la responsable del narcotráfico en la frontera con Colombia.

A finales de 2015 surgieron informaciones que señalaban que fiscales estadounidenses estarían preparando una acusación por tráfico de drogas contra el mayor general Néstor Reverol, comandante de la Guardia Nacional y ex jefe de la Oficina Nacional Antidrogas, y el ex funcionario antidrogas, Edilberto Molina.


Fuente: El Nuevo Herald