Síguenos en: Menu

Chile afina estrategias para convertirse en una potencia agroalimentaria


El director nacional de Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) del Ministerio de Agricultura de Chile, Iván Nazif, se refirió a las estrategias que está adoptando el Gobierno para convertir a ese país en una potencia alimentaria.

Durante el tercer seminario Chile Potencia Alimentaria, se pudieron conocer las estrategias que permitirán lograr la meta impuesta por la industria: duplicar las exportaciones en los próximos 5 años, tal como se hizo entre 2001 y 2007 cuando se pasó de US $ 5 mil millones a más de US $ 10 mil millones de dólares.

Según Roberto Paiva, director de ProChile, las ventajas de Chile ante los inversores foráneos del sector agroalimentario son "su inocuidad, ya que es un país libre de plagas; su estabilidad política y su baja corrupción".

Respecto a las exportaciones, Chile vendió fuera por valor de 77.400 millones de dólares en 2013, de los que la industria alimentaria representó más del 20%. Los productos que despuntan en este sector son el salmón, las frutas, frutos secos y el vino. Unos alimentos y bebidas que fundamentalmente se destinan a la exportación.

"Vivimos para exportar", afirma tajante Andrés Rodríguez, presidente de las asociaciones empresariales Chile Prunes y Chilean Walnut. El 95% de la producción de frutos secos se dirige al extranjero, pues en el mercado interno estos alimentos no son de consumo diario, explica. El 70% de las ciruelas también se venden en el exterior, agrega, de hecho el país es el primer exportador mundial de estas frutas.

Economía Sin Secretos