Síguenos en: Menu

Carlos Ortega solicita a la OEA aplicar Carta Democrática en caso de dictadura venezolana


El dirigente venezolano Carlos Ortega, líder sindical que jugó un importante papel en organizar las masivas protestas contra el fallecido presidente Hugo Chávez en el 2002, instó el miércoles 8 de marzo al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, a que invoque la Carta Democrática Interamericana para encarar la crisis en el país petrolero.

En una misiva dirigida a Almagro y a los embajadores de los países miembros, Ortega argumentó que el pueblo venezolano está pagando un precio demasiado alto por la voluntad de la cúpula corrupta y criminal del chavismo de mantenerse a toda costa en el poder y que la comunidad internacional no puede permanecer de brazos cruzados.

"Desde hace 18 vergonzosos y trágicos años, el pueblo venezolano asiste a la destrucción de nuestra democracia, [primero] por parte del fallecido Hugo Chávez y luego por parte de Nicolás Maduro junto a un equipo de bandoleros, corruptos, narcotraficantes y terroristas", manifestó Ortega, quien actualmente se encuentra exiliado en Lima.

El resultado final ha sido la sistemática destrucción de las instituciones y de la economía del país, y la gestación de una "profunda tragedia" social y económica que está costando miles de vidas, añadió.

Sin embargo, la cúpula chavista está haciendo caso omiso a la tragedia venezolana, en su afán de seguir beneficiándose de los frutos de la corrupción y de las operaciones del narcotráfico que mantienen, dijo.

"El dinero del pueblo reposa en los bolsillos y en cuentas en el extranjero de los altos jerarcas del régimen. Sus consecuencias en el orden interno se traducen en muerte y enfermedad", enfatizó el líder sindical.

"Conmueve ver que la población del que otrora fuera el país mas rico de Sudamérica muera de hambre y de enfermedad por falta de comida y medicinas y la crueldad del régimen es de tal magnitud que de manera criminal ha impedido la ayuda humanitaria internacional negando el ingreso de alimentos y medicinas al país", señaló.

El dirigente resaltó que los venezolanos enfrentan grandes dificultades para obtener alimentos dado que las políticas sociales aplicadas por el chavismo han destruido el aparato productivo.

En los últimos años, los venezolanos en promedio han adelgazado entre 4 y 8 kilos, y la situación ha hecho reaparece el espectro de la desnutrición en Venezuela, fenómeno que marcará en forma negativa el desarrollo físico y mental de las futuras generaciones.

Pero el principal argumento del dirigente para solicitar la aplicación de la carta es la destrucción del sistema democrático que regía en Venezuela.

"Es cierto que en Venezuela no se realizan elecciones libres y que el voto no es universal, directo y secreto; que no existe separación de poderes; que la libertad de expresión está limitada y en muchos casos, abolida; que todas las instituciones del Estado están subordinadas a la autoridad militar; que el régimen ha ejecutado una campaña de satanización de los partidos políticos de oposición y de cualquier otra organización disidente; que la discriminación y la intolerancia por razones políticas son promovidas y apoyadas por el régimen y a tal fin crearon grupos armados denominados Colectivos encargados de agredir y amedrentar al pueblo en general", señaló Ortega.

Agregó que el régimen también ha estado incrementando el número de presos de conciencia y que su régimen ha propiciado el desplazamiento al exterior de más de dos millones de venezolanos.

"La situación es de suma gravedad, […] la gran víctima de esta tragedia llamada chavismo o socialismo del siglo XXI es el sufrido pero valiente pueblo venezolano", señaló.

"Es por todo lo expuesto que acudo ante esa Organización de Estados Americanos de conformidad […]para exigir de manera urgente y perentoria" la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a la República Bolivariana de Venezuela", agregó.