Síguenos en: Menu

Caricom 'se lava las manos' ante la crisis venezolana


Representantes de las legaciones de los países que participaron en la 38 cumbre de Caricom que clausuró ayer en la isla de Granada señalaron a Efe que la organización regional se reafirma, en el asunto de Venezuela, en el respeto al estado de derecho, los derechos humanos y la democracia.

El consenso alcanzado por los países miembros del Caricom y principal conclusión de la 38 cumbre de la organización es la de no injerencia en los asuntos internos de un estado soberano como es Venezuela.

La declaración de Caricom sobre Venezuela señala que los líderes regionales continuarán pidiendo que "todas las partes se comprometan a entablar un diálogo y negociaciones renovadas que conduzcan a un acuerdo político global con los calendarios establecidos".

La importancia del asunto para Caricom hizo que en la reunión de la organización regional en Granada participara el nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Samuel Moncada.

El miércoles, el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, dijo a EFE que está a favor de que una delegación de Caricom visite Venezuela para conocer de primera mano el estado de la situación.

"Nos gustaría ver una solución pacífica a la situación. No es del interés de los venezolanos ni del interés del mundo que la situación continúe así", sostuvo Skerrit.

El presidente de Caricom y primer ministro de Granada, Keith Mitchell, dijo que el grupo regional necesita tomar una posición unificada sobre el desafío político actual en la vecina Venezuela.

Durante la cumbre, los cancilleres de los países del Caricom se reunieron con el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de EEUU, Thomas Shannon, y el secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del país norteamericano, Francisco Palmieri.