Síguenos en: Menu

Cambios ministeriales repercuten negativamente en la deuda venezolana


Los cambios efectuados en el gabinete de gobierno del presidente Nicolás Maduro han enviado, en palabras del analista Diego Moya-Ocampos de la firma de análisis IHS, "señales negativas al mercado y a los inversionistas en materia de reforma económica". El reemplazamiento de Rafael Ramírez de los cargos de Ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería, Presidente de Petróleos de Venezuela y Vicepresidente del Consejo de Ministros para el Área Económica, fue leído por el mercado y los inversionistas como un retraso de la toma de decisiones de la cual se venía hablando en el alto gobierno, como el aumento a los precios de la gasolina, y el ajuste de los tres distintos tipos de cambio en materia de divisas que rigen el país, los cuales han sido nuevamente postergados. Moya-Ocampos aseguró que "las expectativas de un cambio han desaparecido".

En palabras más realistas, la coyuntura actual demanda medidas urgentes. Para la calificadora de riesgos Fitch Ratings, "mientras más tiempo se demore el gobierno socialista en tomar decisiones necesarias, mayor será el deterioro de su economía". La incertidumbre generada por la espera no solo afecta el comportamiento del mercado de bienes y servicios. El bono Global 2027, el referencial de la deuda venezolana, retrocedió un 1,7 por ciento para transarse cerca de los 75,280 con un rendimiento de un 13,29 por ciento, según datos de Thomson Reuters. El bono PDVSA 2022, considerado como marcador de la deuda de la petrolera por su alta circulación, también perdió terreno y retrocedió un 1,9 por ciento al cierre de la jornada hasta los 90,963-92,963.

El único acierto realmente destacable de las recientes decisiones del gobierno ha sido solicitar la designación del ingeniero geofísico Eulogio del Pino para encaminar la resucitación de PDVSA, cuya producción se encuentra prácticamente estancada. Se espera que su alta experiencia técnica contribuya a agilizar la producción y volver a encaminar el rumbo de la empresa. Asdrúbal Chávez, primo del fallecido mandatario Hugo Chávez, fue designado como Ministro de Petróleo, y Jorge Arreaza, quien está casado con una de las hijas de Chávez, fue ratificado en su posición de Vicepresidente de la República. A pesar de la implementación de estos cambios, el pueblo enfrenta una grave crisis de escasez de productos básicos respecto a la cual Maduro ratificó el uso de mecanismos de control de la demanda, como un polémico sistema biométrico para racionar la venta de alimentos.

Economía Sin Secretos