Síguenos en: Menu

Barril de petróleo bajará a US $75 en los próximos años, según especialistas


Edward Morse, jefe de investigación global de commodities de Citigroup, auguró que a largo plazo, los precios del petróleo bajarán en forma significativa. Dijo que una combinación de un estancamiento en el consumo y nuevos hallazgos de gas natural, provocará un precio promedio de US $75 con un máximo de US $90 por barril.

Un alza en la producción de Estados Unidos debería convertir a ese país en un exportador neto en los próximos cinco años. "EE.UU. ya no tendrá que preocuparse de interrupciones en el suministro que podrían alterar su economía. Es por eso que lo llamamos la era de la independencia energética norteamericana", señaló Morse.

La caída en los precios del petróleo pondrá a fuego la economía rusa que "depende enormemente de sus exportaciones de energía", según un estudio de la Oficina de Información Energética de EE.UU. Eso juega a su favor cuando los precios suben, pero la perjudica cuando caen.

Por otro lado, Amy Jaffe, directora ejecutiva de Energía y Sostenibilidad de la Universidad de California en Davis, dijo que el descenso del precio del crudo pondría también bajo presión a Venezuela.

"El gobierno tomó préstamos de China por US $60.000 millones y ahora está recibiendo menos ingresos porque debe enviar a su acreedor una parte importante de sus exportaciones como pago de deuda. El gobierno venezolano tiene mucho menos efectivo que en la época de Chávez, cuando este disponía a la vez del dinero de los préstamos y de los pagos por el petróleo vendido a China".

Por el lado de la oferta, fuentes no convencionales de crudo están siendo explotadas en países como India, Bahréin y Uganda. Por el de la demanda, un tercio del parque automotor de Brasil ya no necesita gasolina para funcionar.

Asimismo, con la abundancia de gas natural en países desde Australia y Sudáfrica hasta Brasil y Argentina, en los próximos cinco años podría desarrollarse algo parecido a un mercado global de gas natural licuado. Eso acabaría con el monopolio interno de los rusos y permitiría a los europeos comprar de otras fuentes.

Asnaldo Soto
Economía Sin Secretos