Síguenos en: Menu

Antonio Ledezma escapa y anuncia gira internacional para luchar por Venezuela


El dirigente opositor venezolano Antonio Ledezma, uno de los prisioneros políticos del régimen de Nicolás Maduro más conocidos en el mundo, escapó del país a través de la frontera con Colombia, y tenía previsto dirigirse próximamente a España, como primer parada en una gira internacional para promover la causa por la democracia venezolana.

El también alcalde de Caracas tomó la decisión de salir del país en medio de crecientes temores de que sería trasladado a la cárcel militar de Ramo Verde, en momentos en que el régimen intenta forzar a la oposición venezolana a sentarse en la mesa de negociaciones, dijeron fuentes cercanas a Ledezma.

Ledezma, quien se encontraba bajo arresto domiciliario, se había convertido en uno de los más férreos críticos de la participación de algunos sectores de la oposición en el diálogo propuesto por el régimen, describiendo el proceso como una treta para enfriar las protestas en la calle y de esa manera consolidarse en el poder.

Una de las fuentes cercanas al dirigente dijo que éste preveía reunirse el viernes con el presidente colombiano Juan Manuel Santos antes de dirigirse a España.

"Cualquier destino desde donde se pueda luchar por la libertad de Venezuela es bueno", manifestó el alcalde ante los medios de comunicación colombianos. "La brújula mía tiene varios destinos y voy a emprender un peregrinaje por todo el mundo".

En declaraciones transmitidas por la emisora W de Colombia, Ledezma dijo desde el aeropuerto El Dorado de Bogotá que cruzó a territorio colombiano por Cúcuta y que le había dejado su "bandera a María Corina Machado", otra dirigente opositora que ha sido abiertamente crítica del diálogo con el gobierno y la participación en elecciones regionales.

El dirigente también envió un mensaje a Maduro: "Que cese y permita un gobierno de transición […] "Está matando de hambre al pueblo de Venezuela".

Posteriormente, en un breve video transmitido por el canal RCN, el dirigente dijo que su travesía para salir de Venezuela fue "peliculesca".

"Tuvimos que pasar por más de 29 puestos, entre Guardias Nacionales y policías del gobierno, pero Dios es muy grande", expresó, antes de enviar un mensaje a la población venezolana sobre la necesidad de no perder la esperanza.

"Esta es una hora de templanza", el mensaje a la población venezolana es que "no hay que doblegarse, no hay que perder el ánimo, hay que mantener arriba las banderas que significan la dignidad de un pueblo", manifestó.

Fuentes cercanas al dirigente habían relatado a el Nuevo Herald que Ledezma se dirigió hacia la frontera tan pronto como salió de su casa.

Oficiales del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) que se presentaron en su apartamento para tomarle la foto que debían enviar ese día como testimonio de que continuaba allí, montaron en cólera tan pronto se dieron cuenta que había escapado y en un acto vandálico procedieron a destruir objetos dentro de la propiedad.

"Mi casa fue violentada", expresó la esposa del dirigente, Mitzy Capriles de Ledezma, en un mensaje de voz desde España.

Ledezma había sido arrestado en febrero del 2015 por el Sebin y permaneció recluido por un tiempo en la cárcel de Ramo Verde antes de que se le permitiera regresar a su hogar bajo arresto domiciliario por presentar problemas de salud.

El asesor político Esteban Gerbasi, quien mantiene una relación cercana al dirigente opositor, dijo en Miami que esos problemas de salud se deben en gran parte a la tortura física a la que el dirigente fue sometido durante su tiempo en prisión.

Agregó que se había convertido en un rehén del régimen, pero que aún así se había vuelto muy incómodo debido a que entorpecía los planes de Maduro de conseguir la legitimación a través de un forzado proceso de diálogo con la oposición.

Sus duras críticas a la dirigencia de la oposición agrupadas bajo la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por participar en el diálogo con el régimen también lo habían convertido en un elemento muy incómodo dentro de su propio bando.

Pese a estar bajo arresto domiciliario, el dirigente opositor emitió un impactante carta donde exigía un cambio de liderazgo dentro de la oposición.

"No se trata de maltratarnos unos a otros, pero sí de rectificar, de tener una clara estrategia. Esta es la hora, o cambiamos de conducción o seremos responsables de que este régimen siga destruyendo a Venezuela", dijo en la carta.

"Una gigantesca mayoría es reducida por un régimen agónico porque la directiva [de la alianza de partidos políticos de oposición] le da prelación a proyectos personales en detrimento del gran objetivo que es cambiar de régimen urgentemente", agregó el dirigente.

En Miami, el dirigente opositor Pablo Medina celebró que Ledezma haya podido escapar de Venezuela-

"Este es un acontecimiento muy importante, la fuga de Antonio Ledezma tiene mucho valor en esta lucha", dijo Medina, quien también se vio forzado a salir del país por su férrea resistencia al régimen.