Síguenos en: Menu

AN pide suspender reconversión monetaria


La Asamblea Nacional (AN) pidió hoy al Ejecutivo y al Banco Central (BCV) suspender la reconversión monetaria que entrará en vigencia el 4 de junio y con la que se le quitarán tres ceros al bolívar.

Tras un debate al que asistieron diputados opositores, la Cámara acordó "exigir la suspensión de manera inmediata" pues "no existen los instrumentos para implementar la logística de la nueva reconversión".

Entre los argumentos del Legislativo destaca la necesidad de movilizar aproximadamente 10.000 millones de piezas de billetes: 6.000 millones para retirarlas, y 4.000 millones para introducirlas, "lo cual excede la capacidad operativa de la banca en la actual coyuntura del país".

Según los legisladores, la banca nacional "no ha recibido los billetes del nuevo cono monetario" y, una vez cuenten con ellos, requerirán meses para adecuar sus sistemas contables, adaptar las balanzas y ajustar los chips de los puntos de venta "lo cual constituye una obligación de imposible cumplimiento" para el 4 de junio.

Por ello el Parlamento también acordó "demandar que se devuelva la autonomía al BCV y se tomen las medidas necesarias para controlar la hiperinflación", para luego aplicar "una reconversión monetaria viable".

La AN exigió al Ejecutivo que "mientras toma medidas eficaces para el control de la hiperinflación, incorpore al actual cono monetario los billetes de 500.000 y 1 millón de bolívares".

Los actuales billetes podrán circular y ser canjeados hasta el próximo 3 de junio, un día antes que entre en circulación el nuevo cono.

Una reconversión como esta fue aplicada en Venezuela hace 10 años cuando el fallecido presidente Hugo Chávez borró de un plumazo tres ceros del bolívar y lo reemplazó por el llamado "bolívar fuerte" que ahora prevé sustituir el actual jefe del Estado, Nicolás Maduro, por el "bolívar soberano".

Actualmente, el billete de más alta denominación en Venezuela es el de 500 mil bolívares, que pasará a ser reemplazado por el de 500 bolívares, lo que equivale a poco más de 7 dólares de acuerdo al cambio oficial actual.

"Como consecuencia de la hiperinflación, la nueva reconversión monetaria ya perdió su vigencia y agravará el problema de escasez de efectivo y aumentará los costos de transacción en Venezuela", agrega el documento aprobado este martes por los diputados.