Síguenos en: Menu

Alto costo de la vida se agudiza tras aumento salarial


Ante la grave crisis económica, social, política y cultural que vive Venezuela, muchas son las suplicas y la voz de clamor que se escucha entre los venezolanos, frases como: El presidente Nicolás Maduro "nos está matando de hambre", son una muestra de las calamidades del país caribeño.

La señora María Rojas, se queja de la difícil situación que están viviendo los venezolanos debido a la escasez de alimentos y medicinas, así como el alto costo de la vida, el cual – aseguran tanto neófitos como expertos – subirá como consecuencia del aumento salarial decretado el sábado por el Gobierno.

"De un aumento de salario aislado de otras políticas económicas no podemos esperar nada bueno, porque no va a compensar la pérdida del poder de compra que hemos tenido y que seguiremos teniendo", coincidió el economista y profesor universitario Ronald Balza.

"Para proteger el poder de compra de la población, el presidente ha tomado como medida, exclusivamente, el aumento del salario mínimo. Pero no está poniendo ningún control sobre sus propios gastos, es decir, los gastos del gobierno; no ha creado un mercado de divisas al cual haya acceso conocido y transparente, y tampoco tiene una política social complementaria que permita a los asalariados y pensionados completar sus ingresos", explicó el experto.

"Además – prosiguió – lo hace manteniendo controles de precios muy rígidos, y eso termina potenciando el mercado paralelo. Mientras el gobierno trate de tener fijos los precios de los bienes que se producen o que se importan, generará precios más altos en el mercado paralelo y, cada vez más, escasez. Esto hace que cada vez sea más duro para un asalariado no solamente pagar los productos, sino conseguirlos. El costo que no es solamente en dinero sino en tiempo también, por las colas, por la angustia, por la incertidumbre para conseguir los productos", dijo al equipo reporteril de la Unidad.

Fuente: El Venezolano News