Síguenos en: Menu

ABC: 'España cierra el grifo al crudo venezolano'


España dejó de importar petróleo de Venezuela durante los meses de febrero, marzo y abril de este año, según los datos de Cores, organismo del Ministerio de Energía. Durante el primer cuatrimestre, solo llegaron a nuestras refinerías 56.000 toneladas (correspondientes a enero), lo que supone un 807% menos que las 508.000 toneladas del mismo periodo de 2017. Es el peor dato desde 2011.

No obstante, España ha alcanzado entre enero y abril un nuevo récord en las importaciones de crudo al sumar 23,024 millones de toneladas, un 6,3% más que en el citado periodo del año pasado.

En ese periodo, los precios del petróleo Brent oscilaron entre los 62,59 dólares el barril (mínimo del año) y los 75 dólares.

Este abril se importaron 26 tipos de crudo de 15 países. Nigeria se situó como primer suministrador, con 1,036 millones de toneladas, 17,1% del total, registrando las importaciones más elevadas desde enero 2016. Le siguieron México (14,5%) y Arabia Saudí (11,3%). Destacan las entradas procedentes de Kazajistán (0,642 millones de toneladas), que alcanzan su máximo histórico, y de Azerbayán (0,314 millones), las mayores desde octubre 2014, según Cores.

Las importaciones de crudo de los países miembros de la OPEP (3,627 millones) suponen el 60% del total (la mayor cuota desde enero 2016), aumentando un 42,9% interanual y un 24,7% en el acumulado anual. Destacan las aportaciones de Libia (+115,8%), Irán (+92,3%) y Nigeria (+70,7%), entre otras.

África continúa como principal zona de abastecimiento (30,8% del total) con incrementos interanuales en todos los periodos (+61,8% en abril y 30,2% en el acumulado anual), impulsadas por las importaciones de crudo de Nigeria, Libia y, en menor medida, de Angola.