Síguenos en: Menu

A Cuba todavía le cuesta la apertura hacia el mercado


Desde que el 17 de diciembre de 2014 el presidente estadounidense y el cubano, Raúl Castro, anunciaron la normalización de las relaciones entre sus países, la isla se ha puesto de moda y transmite la apariencia de una metamorfosis veloz. El efecto principal ha sido el despunte del turismo; un 17% más en 2015 que en 2014.

A falta de giros económicos más determinantes, tal vez la señal más clara de la incipiente apertura del sistema sea la expansión, aún pacata, del acceso a Internet.

La teoría dice que Raúl Castro es un pragmático que ha decidido liberalizar la economía sin el maximalismo dogmático de su hermano Fidel. Sin embargo, la apertura avanza con un pie en el freno.

Fuente: Davos Observer