Síguenos en: Menu

5 premios Nobel de Economía opinan sobre los retos del 2016


Los premios Nobel de Economía advierten sobre el calentamiento global, el problema de la desigualdad y la contracción del crecimiento como los grandes retos del futuro.

El mundo no será el mismo después de la desaceleración de China, del estancamiento de los países emergentes, del incremento escalonado de la tasa de interés de referencia de Estados unidos, de la crisis de los países de Europa occidental o de la recesión de Japón. En este contexto de incertidumbre, cinco ganadores del premio Nobel de Economía, en un artículo especial para el Fondo Monetario Internacional, vaticinan cuáles serán los grandes retos del futuro, que debemos atender el año 2016 en busca de las soluciones anticipadas.

*George A. Akerlof: Calentamiento económico (Premio Nobel 2001 Universidad de Berkeley)

Para el economista George Akerlof, el calentamiento global será el gran problema del futuro. No solo cree que el impacto económico será devastador, sino que las masivas migraciones que se generarán elevarán las tasas de pobreza y desigualdad como nunca antes en la historia de la humanidad. Pero, para que eso no suceda, el desafío según Akerlof será redefinir en el corto plazo la forma en la que los expertos explican esta amenaza. Para él, la forma en la que se explica el problema es fría y tímida. Para este profesor de la Universidad de California, necesitamos una narrativa sobre el calentamiento global que nos impulse a hacer lo necesario para salvar el planeta.


*Paul Krugman: Estimular el consumo (Premio Nobel 2008 Universidad de Yale)

"La dificultad más grande que enfrenta la economía mundial es un problema que muchos economistas creímos que no ocurriría. Por primera vez, desde la década de 1930, el mundo parece enfrentar una falta de demanda. La gente no está gastando lo suficiente como para usar la capacidad productiva que hemos desarrollado", escribió el economista Paul Krugman, analizando el proceso complejo de pérdida de competitividad de los países ricos, empezando por China, cuya desaceleración arrastró a los países del sudeste asiático, donde se concentran las economías emergentes, a una recesión manufacturera. Como resultado de la expansión de la demanda china, los países ricos crecieron a tasas tan altas entre los años 2000 y 2007, en el orden del 18%. Sin embargo, entre los años 2007 y 2014 este crecimiento se redujo a 6%.


*Michael Spence: Inclusión global social (Premio Nobel 2001 Universidad de Nueva York

Michael Spence, premio nobel en el 2001, cree que el reto más urgente es promover el crecimiento de las economías en desarrollo. Este desafío no solo representa acabar con la pobreza extrema en los países emergentes sino crear más oportunidades para que los pobres dejen de ser pobres por sus propios medios. "Se trata de permitir que el 85% de la población mundial que experimentó un crecimiento económico significativo desde la Segunda Guerra Mundial pueda alcanzar una vida saludable, productiva y creativa. Esta expansión gigantesca de inclusión social podría ser la característica decisiva del siglo. Pero lograr que ocurra es más fácil en la teoría que en la práctica". Para el profesor de la Universidad de Nueva York, el gran problema, por el momento, es que no existe un consenso sobre qué mecanismos se deben implementar contra las distintas formas de desigualdad.


*Joseph Stiglitz: La desigualdad de las naciones (Premio Nobel 2001 Universidad de Manchester)

Para el economista Joseph Stiglitz, el principal reto que enfrentará la economía global en las próximas décadas va más allá de moderar los excesos de la economía de mercado, de evitar la toma de riesgos excesivos, los préstamos abusivos y la manipulación del mercado. Según el director del Instituto Brooks para la Pobreza Mundial, el principal objetivo que deben trazarse los líderes en el mundo es el establecimiento de un nuevo contrato social, en el que las políticas económicas beneficien no solo al crecimiento de las grandes corporaciones sino a la reducción de la desigualdad. "La desigualdad es resultado del falso capitalismo del país, repleto de monopolios y oligopolios, beneficios otorgados por el gobierno a las empresas y los ricos". Stiglitz cree que se deben tomar medidas para hacer que los mercados funcionen como deberían, impulsando una innovación que mejore los niveles de vida, y no el tipo de innovación centrada en cómo hacerse de una porción más grande del mercado.


*Robert Solow: Salir del estancamiento (premio Nobel 1987 Instituto Tecnológico de Massachusetts)

Para Robert Solow, el mundo no podrá librarse en los próximos 50 años de problemas graves como las consecuencias del cambio climático, el aumento de la desigualdad del ingreso y el desempleo que podría generar la revolución de la tecnología digital. Sin embargo, apunta Solow, lo que más le preocupa, es que las economías prósperas de Europa, Japón y Estados Unidos salgan de este episodio de estancamiento que probablemente será más que transitorio. Para este economista, si no resolvemos este problema difícilmente estaremos preparados para afrontar otros desafíos más grandes. "Estar estancados no solo es crecer con lentitud, sino encontrarse parcial o totalmente incapacitado para aprovechar al máximo el potencial productivo". Según Solow, en las últimas décadas, solo ha habido dos hechos concretos que generaron prosperidad: la burbuja de las "punto.com" y las burbujas de la vivienda. "Y ya sabemos que eso no dura". Para Solow, es el momento de plantear una respuesta para enfrentar este fenómeno.

Fuente: Biendateao