Síguenos en: Menu

¡Ya medidas económicas!


Agosto 24, 2015

La economía venezolana ha llegado a un punto de quiebre que no permite esperar un día más para que el gobierno tome decisiones. La situación se agrava aún más con los hechos en los mercados internacionales: devaluación del yuan, apreciación del dólar, posible alza de tasas de interés en EEUU, y sus efectos negativos sobre los precios del petróleo y materias primas (oro) que pronostican un escenario tremendamente complicado para Venezuela en 2016, si no se toman medidas urgentes. No tomarlas vislumbra el colapso.

Mi propuesta de medidas:

• Cese de invasiones y confiscaciones a la propiedad privada, dando el Ejecutivo garantías por decreto presidencial.

• Convocatoria al diálogo nacional con los empresarios para crear las condiciones para el aumento de la inversión y la producción.

• Establecimiento de la dolarización plena en Venezuela. La dolarización logrará, a corto plazo, una estabilidad monetaria que incluye una reducción drástica de la inflación a nivel de un dígito, tasas de interés bajas, y de la incertidumbre para invertir. Se recuperará el salario y su capacidad de compra, el ahorro y el patrimonio de los venezolanos, porque se elimina de una vez y para siempre el riesgo de la devaluación, y el control de la inflación.

• "Prioridad Alimentaria Venezuela" impulsada completamente por los factores productivos y empresariales venezolanos

• Medidas e incentivos para el aumento de producción, productividad y crecimiento económico. Crear el "Centro de Productividad Nacional y Agenda Industrial".

• Apertura de Pdvsa y sus empresas mixtas a través del mercado de valores local y la creación de la "Entidad de Inversión Colectiva Petrolera" a ser establecida. Colocando un 20% de las acciones a través de participaciones o unidades de inversión de las empresas mixtas que posee Pdvsa en manos de los trabajadores e inversionistas pequeños y medianos, así como cajas de ahorro y fondos de jubilación, Pdvsa como corporación no pierde control accionario ni de gestión; y permitiría que la masa de trabajadores y pequeños inversionistas y ahorristas venezolanos se conviertan en inversores de las empresas mixtas y participar de los beneficios generados por estas empresas proporcionalmente a su participación. La propuesta permitirá la posibilidad de emitir participaciones en dólares pagaderos en bolívares que permitirá dolarizar a una tasa de canje mejor a la esperada por economistas, ya que esterilizamos y destruimos liquidez y base monetaria en bolívares que reducirá el pasivo o divisor al momento de establecer el tipo de cambio de canje en el esquema de dolarización, al mismo tiempo que los venezolanos tendrán la posibilidad de participar directamente de los beneficios del petróleo y tener un vehículo de inversión y de ahorro atractivo y rentable que incentive el ahorro de los venezolanos.

• Impulso decidido a la construcción de viviendas e infraestructura con la búsqueda sin complejo del sector privado. Crear los incentivos: banco de tierras, modificación de leyes, reducción de los tiempos de permisología, financiamiento a través de la titularización de hipotecas y posible establecimiento del "Bono Vivienda Promotor" que he planteado en varias oportunidades. Apoyo para la creación de fondos de inversión inmobiliarios.

• Reordenamiento del presupuesto nacional reduciendo gasto corriente, y orientándolo a gasto de inversión.

• Pagos de los pasivos laborales que adeuda el Estado a los empleados públicos a través de novedosos esquemas de pago: el bono vivienda-promotor.

• Impulso decidido al sector turismo, haciéndolo uno de los sectores prioritarios del desarrollo económico y laboral.

• Automatización de las aduanas, reduciendo la discrecionalidad de funcionarios. Guerra frontal al contrabando e ilícitos

• Mejora de la infraestructura y funcionamiento de los servicios tanto de importación / exportación en puertos, aeropuertos. Entrenamiento de personal y reducción de los trámites burocráticos (Red Tape).

• Establecimiento de un programa de democratización del capital de las empresas públicas a través del mercado de valores, donde todos los venezolanos puedan participar como accionistas.

• Evaluación de un programa de recompra y de restructuración de bonos con vencimiento próximo, aprovechando el descuento importante que aplica el mercado. El producto del ahorro se destinaría a gastos de inversión.

• Detener los programas de cooperación internacional que no compensan al país.

Estas son algunas de las medidas que recomiendo deberían evaluar su implementación, en la búsqueda de enfrentar no solo la difícil situación de la economía y las finanzas en el país, sino prevenir una crisis económica, financiera y social en Venezuela en los próximos años.

Guillermo Garcia