Síguenos en: Menu

Y el 6D...


Septiembre 11, 2015

En 1988 Carlos Andrés Pérez aspiró por segunda vez la Presidencia de la República

En 1988 Carlos Andrés Pérez aspiró por segunda vez la Presidencia de la República. Su estrategia de campaña fue hacerle creer a los venezolanos que con su regreso volveríamos a la "Gran Venezuela", a la abundancia de petrodólares de su primer gobierno. Su estrategia fue exitosa, ganó.

El presidente saliente, Jaime Lusinchi, le dejaba el país arruinado porque, a pesar de la caída de los precios del petróleo, continuó con la fiesta endeudando al país y comiéndose las reservas internacionales.
Pérez ofreció bonanza, pero la economía no daba para más y al llegar aplicó un programa de ajuste con enormes sacrificios para el pueblo. La gente no se la caló. El 27 de Febrero, con el caracazo, a solo un mes de la toma de posesión, el gobierno de Pérez era sentenciado a muerte, sentencia que se haría efectiva unos años más tarde.

Venezuela atraviesa una crisis económica sin precedentes. El modelo económico de los últimos años destruyó el aparato productivo y nos hizo patológicamente dependientes de la renta petrolera. El precio del petróleo ha caído dramáticamente y todo indica que continuará cayendo en el corto y mediano plazo.
Superar la crisis va a ser difícil porque todo lo que hay que hacer tiene un impacto directo en la gente. A Pérez le tocó hacer el ajuste en circunstancias más favorables. Los desequilibrios macroeconómicos no eran tan pronunciados, la inflación no era tan alta, la moneda no estaba tan sobrevaluada, los subsidios no eran tan fuertes, la diferencia del precio de la gasolina con relación al resto del mundo era mucho menor.

El liderazgo político tiene que asumir esto con responsabilidad. El gobierno no toma medidas y se empeña en culpar a la guerra económica por la crisis. Si el discurso de la oposición se limita a decir que con el triunfo el 6 de diciembre se resuelve todo podemos ganar como CAP, pero ese resultado terminará produciendo un inmenso desencanto que degenerará en frustración.

El liderazgo tiene que ser serio y decir siempre la verdad. La posibilidad de superar la crisis pasa por la capacidad que tengamos de construir una visión compartida que supere la división entre venezolanos. Un amplio consenso apoyado por las instituciones de mayor credibilidad de la sociedad, las iglesias, empresarios, industriales, trabajadores, universidades, academias, movimientos sociales y Fuerza Armada Nacional.

Pedro Pablo Fernández