Síguenos en: Menu

¿Volvió y ahora que?


Octubre 23, 2015

El show mediático y teatral al mismo estilo de las viejas y nuevas mañas del "Pan y Circo", el ciudadano Manuel Rosales regresó a Venezuela dentro de una aureola de viejos encuentros que le hacen presumir un liderazgo y una relevancia que a nuestro parecer no tiene, y que otros con valentía defendieron en su momento; hoy por hoy, con el respeto de ciudadanos al ver las injusticias y el abuso de poder del régimen de Nicolás Maduro, aplicados por negarse a cualquier posible negociación.

Las realidades desde cualquier óptica se respetan, lo que si logramos captar que al debatir esas verdades y mentiras a la luz de una minuciosa revisión se desarman poco a poco quedando desnudas por el tiempo o por las mentiras que "bien cortas tienen las patas". Es presumible que el centro de la discusión empiece por los motivos de su ida a Perú y luego a Panamá, que por cierto nunca lo entendimos, si era exiliado por uno o por el otro.

Los acontecimientos políticos de unas semanas atrás, en la injusta y perversa sentencia al dirigente Leopoldo López, terminó en una escalada de descredito a la justicia venezolana, al ejecutivo y en fin a todo lo que representa la revolución del siglo XXI. Logrando fijar parámetros de valentía, constancia y mucho sacrificio de los involucrados en los eventos de 2014. Dando por sentado en la sociedad venezolana estas realidades, la llegada de Rosales de su "exilio dorado en Panamá", poco nos puede dejar sus palabras de sacrificio y amor a la patria que olvidó años atrás.

Lo único que nos logra hacer entender esta parodia barata digna de sus protagonistas es la historia bíblica del "Hijo Prodigo", volvió empobrecido, habiendo malgastado las riquezas de su herencia y fue recibido con la alegría de la familia a su regreso. Lo único, que hace la diferencia es que en el caso de Rosales, fue todo lo contrario. Se fue huyendo como prófugo de la justicia y con el botín de la herencia que obtuvo se hizo mucho más poderoso y rico en el exterior. Como nos justificará que el "maestro rural" de Santa Barbará tenga lo que tiene hoy en día.

Por otro lado, en el caso de Acción Democrática en el Zulia, temblad, ya que el que propició su debacle y disminución hasta el extremo de tener lo que tienen, fue el exadeco y dueño de estas franquicias que se rindieron ante el poder y el dinero de los puestos gubernamentales que ocupó. He allí que la búsqueda de reconquistar el poder recién iniciará en darle el toque fatal a estos Partidos que fueron consumidos por las arcas públicas y el manejo perverso de un dirigente, que no cree en la altenabilidad y en la pluralidad.

Si hay alguien en la historia de la democracia venezolana que le ha propiciado a la vida política del País grandes males como una certera puñalada en el marco de los valores y la ética, son a nuestro parecer, Hugo Chávez y Manuel Rosales. Por lo cual, no permitamos que la democracia que ha iniciado procesos de depuración, reingenria y nuevas luces en el país; logren marchitarse con la llegada del señor Rosales y menos todavía con el cuento de que el "difunto vive".

Dr. Jose Pons