Síguenos en: Menu

Venezuela y el Criptodinero por: Efrén Gutiérrez


Agosto 13, 2016

En los últimos años y basadas en la utilización de Internet, han surgido el dinero digital o criptodinero y una serie de monedas relacionadas o criptomonedas (Del gr. κρυπτός kryptós 'oculto').

Según la teoría, mediante la cual, las formas del dinero pasan por tres etapas, a saber: I) Almacenamiento de Valor (3-5 años); II) Mecanismo de Pago (3-5 años) y III) Unidad de Cuenta (3-5 años); alguno de este criptodinero, ya se encontraría en la II Etapa, es decir que, ya estaría siendo considerado como un Mecanismo de Pago.

Como se sabe en la historia del dinero, al principio, en el neolítico (uno de los períodos en que se considera dividida la Edad de Piedra (4.500-4.000 a.C.)) , las transacciones de bienes excedentes se comenzaron a realizar a través del trueque.

Posteriormente, el oro y la plata, comenzaron a ser utilizados para ese intercambio, debido a su aceptación mundial. En el perfeccionamiento de su uso, surgió la acuñación de monedas de estos metales preciosos, garantizando la cantidad y calidad de su contenido.

Luego, la evolución del comercio, llevó a la emisión de moneda de papel (billetes) respaldado por oro y plata de las reservas del país (patrón oro), y, después, al uso de tarjetas plásticas.

Desde 1973 y empujado por las realidades del mercado mundial, el dinero pasó a ser también respaldado por dólares estadounidenses, dando origen al llamado "patrón dólar" o canastas de divisas como los Derechos Especiales de Giro (DEGs).

Ahora, con la existencia de internet, ha surgido entonces el dinero digital o electrónico, el cual ha venido sustituyendo al dinero "físico" tradicional.

Diversos organismos y foros internacionales (entre ellos el Foro Económico Mundial- WEF), ven como inevitable el uso masivo de este tipo de dinero y auguran que para 2027, esto será una realidad dominante.

Por supuesto que, como todo nuevo fenómeno, el dinero digital o criptodinero, tiene sus defensores y detractores. Sin embargo, su inevitabilidad parece basada en las grandes ventajas que posee sobre el dinero "actual": rapidez de transacciones, bajos costos, inclusión financiera, carácter global, seguridad criptográfica, entre otras.

Venezuela, con una historia favorable como "early adopter", innovaciones y utilización de "tecnologías de punta", también ha ingresado a esta industria, a pesar de los obstáculos que se le pueden presentar. De hecho, nuestro país junto con Argentina (en el primer lugar), aparecen como los de mayor potencial en el mundo para el uso de estas tecnologías, superando incluso a Estados Unidos, en un índice de 178 países de los cinco continentes.

Para algunos expertos venezolanos en el área, siendo conservadores, para finales de 2015, Venezuela pudo estar produciendo el 1% del criptodinero a nivel mundial, lo cual es una cifra nada despreciable. China aparece claramente como el país mayor productor del mundo.

Es necesario que, el estado venezolano, legisle favorablemente sobre el uso de este tipo de dinero, el cual facilita las transacciones comerciales (incluyendo micropagos), promueve la inclusión social, brinda créditos a la población de menos recursos, en fin, mejora de alguna manera la calidad de vida de la población. Por eso, el BBVA, a través de su Unidad de Easy Banking & Financial Inclusion, promueve en países como México y Perú, proyectos de banca digital y la propia ONU, fomenta el programa Better than Cash Alliance, que encabeza la Reina Máxima de Holanda (de origen argentino).

EFRÉN GUTIÉRREZ