Síguenos en: Menu

VENEZUELA: Sin duda, nos corresponde a nosotros


Noviembre 22, 2015

Si las cosas siguen en este camino, con una sociedad indolente, en donde la gente pretende que otros, les resuelvan sus asuntos a cambio de que le regalen cosas, donde el gobierno se mete en donde le da la gana, simplemente porque sí; sin el mínimo respeto a los principios morales y legales. Lo más grave es que la gente, las familias y las comunidades sea por interés o por miedo, no levantamos las voces y reaccionemos, pues nada entonces seremos como país, inmerecedores de la excelencia.

Venezuela se enfrenta en menos tiempo de lo que prevemos, la pérdida más significativa de un pueblo: su identidad, su soberanía e independencia. Desechada y abolida podrá ser víctima de regresar a ser una colonia de alguien o peor, conseguirá repartirse entre muchos. Si bien, la oposición sea por ignorancia, que pensamos más por mezquindad ha logrado desvirtuarse de forma tal que suman una gran nube gris donde su historia desfallece con ellos. Estamos delante del caos de la Nación.

Este drama, ciertamente, evidencia que estamos viviendo tiempos y momentos muy apocalípticos que parecieran anunciar el final de una etapa más en la historia de nuestro país. Desde armar un escándalo por una conversación privada entre un empresario y un tecnócrata sobre un tema tan importante como las opciones crediticias de Venezuela cara a un futuro no muy lejano, hasta continuar deteniendo opositores a diestra y siniestra sin consideraciones de ninguna especie. A pesar del caso López, que cerró con un fiscal huido, siguen inquiriendo en justificar tales aberraciones.

Por otro lado, para acicalar mas la crisis nacional, el Presidente piense que puede hacer lo que le dé "la gana" y pasar por encima de leyes y personas, pero eso tiene un precio que en algún momento tendrá que pagar e igualmente aplicable a sus adalides. Que no se trataría de revanchismos ni venganzas, sino del costo político que conlleva el ejercicio del poder mal utilizado y por el cual la justicia suele exigir sus correspondientes reparaciones. No estamos afirmando que en el caso del ex gobernador detenido sea un ''niño de pecho'', que en el Zulia todos nos conocemos y no hay uno que no tenga rabo de paja, pero tampoco es para pasar por encima de cierto respeto y hasta de cortesía para los caídos en desgracia.

Ante este drama donde aún reconociendo que no tenemos en la oposición un marco de referencia totalmente capaz y confiable, los del gobierno son peores e incapaces por naturaleza y ya nada se puede esperar de ellos. Es momento de entender que no corresponde actuar y participar, asegurando con la presión ciudadana que las cosas cambien. El voto razonado, guiado por la inteligencia. El apoyo directo a las iniciativas diferentes a la ya muy conocidas de parte y parte; hacen que decidamos en participar con rostros nuevos pero con vital referencia. La despolarización es la pieza más importante para luego del 6-D, un poder equilibrado y hacedor es lo que requiere el País en estos momentos.

José Pons