Síguenos en: Menu

Un país en bancarrota


Mayo 27, 2014

Qué triste es tener un país en bancarrota, camino a la ruina. Cada día los periódicos nos sorprenden con noticias como estas: "Solo 42 litros por vehículo se venderá de gasolina". "Aerolíneas de EEUU y Europa recortan hasta un setenta por ciento sus operaciones en Venezuela". "Deuda a proveedores tranca actividad económica del país". "Productos de aseo personal desaparecieron". "Megacolas en supermercados". "Racionan 300 megavatios diarios". "ONU alerta sobre perspectivas de recesión en el país".

Encuesta de Conindustria revela que 71 por ciento de las industrias reportan caída en su producción y 65 reportan caída en la demanda. El 51 por ciento de las industrias no tienen intención de invertir. "El transporte público está en pésimas condiciones". "Denuncian déficit de 760 escuelas en Maracaibo". "De 1264 escuelas dependientes del gobierno nacional o regional, solo el 10 por ciento está en condiciones aceptables". "Es un suplicio comprar una batería". "En Maracaibo se necesitan más de 10.000 para el transporte público y privado". "Casas de cambio cerraran si no entran al Sicad II". "Especialistas aseguran a la prensa internacional que la deuda interna de 14 millardos de dólares coloca al país en un default selectivo". "Malaria suma 28.038 casos en Venezuela". "Directora del HUM reconoce insuficiencia de insumos".

El salario mínimo en Venezuela es hoy de 283,4 dólares. Venezuela es la única nación de Suramérica que experimenta un retroceso salarial. En 2009 la remuneración básica era de 449 dólares. Hoy, se necesitan 7 salarios mínimos para cubrir la canasta alimentaria que sobrepasa los 10.000 bs. Hay además, escasez de medicinas y venta ilegal de fármacos. Hay falta de leche y de harina de trigo para panaderías.

Para equilibrar las cuentas fiscales de Venezuela se requeriría un barril de petróleo a 145 dólares. Esta es además, la única economía exportadora de Petróleo que ha devaluado sostenidamente su moneda. En los últimos 15 años la OPEP ha aumentado su producción en 27 por ciento, el mundo en 19 por ciento y Venezuela la ha disminuido en 18 por ciento. Venezuela utiliza el 60 por ciento de sus exportaciones petroleras en cancelar los adelantos de recursos prestados por China.

La estabilidad fiscal y económica de Venezuela se torna imposible al corto plazo. PDVSA acumula una deuda de 75.000 millones de dólares, que la aumentará en 5.000 millones más a través de una nueva emisión de bonos. Por todo ello crece la preocupación internacional por Venezuela.

Rafael Correa expresó: "Se han cometido, con mucho respeto, desde mi punto de vista, errores económicos, por ello hay problemas económicos y eso exacerba las contradicciones". Pero Maduro, ante este panorama nos dijo a los venezolanos desde Maturín hace pocos días, este disparate: "Hoy tenemos las bases de un sistema económico-social exitoso, que es el sistema socialista venezolano, que está echando las bases de un gran mercado que tiene que ser conducido y que es la potencialidad primaria". Solo dijo una gran verdad: que la razón de nuestra ruina y bancarrota es el sistema socialista venezolano, que se nos quiere imponer a juro.

Jorge Sánchez Melean