Síguenos en: Menu

Traición a la patria


Enero 19, 2015

Hay que comenzar a desempolvar el concepto de traición a la patria, porque más temprano que tarde tendrá que ser aplicado, contra aquellos que comprometen la soberanía nacional, las bases económicas de la república, los que violan los principios constitucionales, en una palabra los que venden el futuro la nación.

Por historia sabemos que desde Judas Iscariote se viene hablando de la traición, como un acto de deslealtad a una persona, a la tierra que te vio nacer, a quienes atentan contra el Estado y la nación, al servicio de los extraños. A nadie que ostente el cargo de Jefe del Estado, le está dado comprometer inconsultamente la seguridad de la patria. Un presidente de la república no es el dueño de un país. No puede actuar como si fuera el propietario de un territorio y su población. Y menos en el siglo XXI, cuando hasta en las monarquías constitucionales, los poderes del monarca están limitados y en algunas Constituciones, como la nuestra, existe la figura del referéndum.

El desespero exhibido por Nicolás Maduro en China, Rusia, Irán, Arabia Saudita, Qatar, Argelia, debiera remitir a un poder legislativo autónomo a revisar cuidadosamente las actuaciones del mandatario. La gira de Maduro ha sido no solamente un fracaso económico, sino el resultado de la falta de una Cancillería, que maneja previamente información, protocolo y experiencia en negociaciones internacionales.
La conducta de Maduro en esta gira que nos ha costado millones de dólares, especialmente por el acompañamiento, impone un esclarecimiento de los términos de las negociaciones especialmente con China y Rusia. Sobre todo, cuando el país asiático ha exigido como respaldo el control de la Corporación Venezolana de Guayana para garantizar las inversiones y los rusos van a ampliar sus proyectos petroleros en la faja del Orinoco. En Qatar Maduro apareció como un hombre desesperado que es según Jean Dolent precisamente el dolor de los débiles.

Vivimos en Venezuela días muy duros. Emulando los titulares del 23 de enero de 1958 "Huyó Pérez Jiménez", María Corina Machado ha dicho con el viaje del gobernante venezolano "Huyó Maduro", porque ha huido de la realidad venezolana. Robespierre decía que "Se puede abandonar la patria dichosa y triunfante; pero amenazada, destrozada y oprimida, no se deja nunca". Las imágenes que ofrece Venezuela en casi todas las ciudades con el desabastecimiento, los saqueos, la falta de medicinas, es la fotografía de un país a las puertas de cualquier desenlace.

Julio Portillo