Síguenos en: Menu

¿Seremos sinverguenzas?


Abril 28, 2015

En la búsqueda incansable de lograr sanear la política venezolana, parte del principio que tenemos los connacionales, es el peor gobierno y la peor oposición. Esto hace que grandes sectores duden e incentiven la abstención como herramienta social, no solo de castigo político, sino, de demostración de la más profunda insatisfacción que les ha causado tantos años de ingratitud de estos sectores, que realmente representan a una parte del país: la política.

Cuando vemos la grotesca y hoy por hoy, la sinvergüencería más grande que estos políticos de oposición logran hacer, sin descaro y una cara dura que deja al oficialismo a veces tan iguales a estos, que uno queda atónito y sin sentido del norte que logré darle al país una solución democrática a corto plazo. Una sociedad a espalda de la acción política hoy es la primera causa que el país este como este.

Nuevos rostros en la política democrática requiere la presencia en el País. Romper los hábitos acumulados en la más grande y consumada relación entre oficialismo y MUD, hace que los venezolanos tengamos que reaccionar ante el hecho que entre la polarización, la mayoría somos lo que tenemos el poder de inclinar nuestros destinos a favor de la Venezuela que deseamos.

Casos de casos, uno de las particularidades más "insignes" de estas afirmaciones, es el caso zuliano. Donde el dichoso consenso haga que las mismas caras del UNT, logren imponerse ante los demás factores políticos como resultado de laboriosos discursos y la repartición del resto del país como lo vienen haciendo desde hace 16 años por PJ, AD y UNT. Que calamidad tiene este país que logra ver y no entender esta situación; vivimos acumulando el mismo asco y rechazo que las políticas de esta dichosa revolución.

Inasistencias acumuladas, ausencia de discursos contra el gobierno, no sea ahora que hay elecciones, falta de presencia, de iniciativas y un discurso tan gris al Zulia que solo uno o dos se destacan ante tan grotesco escenario parlamentario. En el caso del PSUV, acá es poco que señalar, el premio al mayor cómplice y la sumisión absoluta ha sido la luz tenue que no ha logrado brillar desde hace muchos años.

Seremos sinvergüenzas la gran mayoría que ante esta realidad; busquemos votar por estas cara bien conocidas, entre viajes a Europa, USA, Panamá, entre otros han logrado abonar terrenos para escapar si las cosas se hacen más difíciles y lograr pasar sus años en el confort que le secuestraron al deber parlamentario. Esto sin profundizar en negociaciones por "debajo de cuerda" con sectores del gobierno a través de testaferros.

¿Cómo identificar los nuevos rostros, la voces disidentes y de postura progresista y libertaria? En todo el País hay quienes luchamos por el cese de la polarización, la reconciliación con justicia y la democracia. Reencontrémonos con estos ideales, la lucha es por Venezuela y no por parcelas políticas. No seamos sinvergüenzas de nuestra propia desventura. No le demos a estos rostros de siempre el voto a la AN. Por dignidad y compromiso con Venezuela. La Mayoría Somos MAS.

En la búsqueda incansable de lograr sanear la política venezolana, parte del principio que tenemos los connacionales, es el peor gobierno y la peor oposición. Esto hace que grandes sectores duden e incentiven la abstención como herramienta social, no solo de castigo político, sino, de demostración de la más profunda insatisfacción que les ha causado tantos años de ingratitud de estos sectores, que realmente representan a una parte del país: la política.

Cuando vemos la grotesca y hoy por hoy, la sinvergüencería más grande que estos políticos de oposición logran hacer, sin descaro y una cara dura que deja al oficialismo a veces tan iguales a estos, que uno queda atónito y sin sentido del norte que logré darle al país una solución democrática a corto plazo. Una sociedad a espalda de la acción política hoy es la primera causa que el país este como este.

Nuevos rostros en la política democrática requiere la presencia en el País. Romper los hábitos acumulados en la más grande y consumada relación entre oficialismo y MUD, hace que los venezolanos tengamos que reaccionar ante el hecho que entre la polarización, la mayoría somos lo que tenemos el poder de inclinar nuestros destinos a favor de la Venezuela que deseamos.

Casos de casos, uno de las particularidades más "insignes" de estas afirmaciones, es el caso zuliano. Donde el dichoso consenso haga que las mismas caras del UNT, logren imponerse ante los demás factores políticos como resultado de laboriosos discursos y la repartición del resto del país como lo vienen haciendo desde hace 16 años por PJ, AD y UNT. Que calamidad tiene este país que logra ver y no entender esta situación; vivimos acumulando el mismo asco y rechazo que las políticas de esta dichosa revolución.

Inasistencias acumuladas, ausencia de discursos contra el gobierno, no sea ahora que hay elecciones, falta de presencia, de iniciativas y un discurso tan gris al Zulia que solo uno o dos se destacan ante tan grotesco escenario parlamentario. En el caso del PSUV, acá es poco que señalar, el premio al mayor cómplice y la sumisión absoluta ha sido la luz tenue que no ha logrado brillar desde hace muchos años.

Seremos sinvergüenzas la gran mayoría que ante esta realidad; busquemos votar por estas cara bien conocidas, entre viajes a Europa, USA, Panamá, entre otros han logrado abonar terrenos para escapar si las cosas se hacen más difíciles y lograr pasar sus años en el confort que le secuestraron al deber parlamentario. Esto sin profundizar en negociaciones por "debajo de cuerda" con sectores del gobierno a través de testaferros.

¿Cómo identificar los nuevos rostros, la voces disidentes y de postura progresista y libertaria? En todo el País hay quienes luchamos por el cese de la polarización, la reconciliación con justicia y la democracia. Reencontrémonos con estos ideales, la lucha es por Venezuela y no por parcelas políticas. No seamos sinvergüenzas de nuestra propia desventura. No le demos a estos rostros de siempre el voto a la AN. Por dignidad y compromiso con Venezuela. La Mayoría Somos MAS.

José Pons
joseponschene@hotmail.com
@joseponsb