Síguenos en: Menu

Segundo punto


Noviembre 07, 2014

El segundo punto de la agenda para la Unidad Nacional tiene que ver con la economía. El país tiene el peor desempeño económico del hemisferio occidental. Estamos padeciendo al mismo tiempo las dos más graves enfermedades que pueden afectar a una economía: estancamiento e inflación.

El remedio para enfrentar ambas enfermedades es el mismo: producir más y mejor. La ley de la oferta y la demanda lo dice muy claro: A mayor producción menores precios. Si los anaqueles estuvieran llenos, los precios de los productos serían más razonables y estarían al alcance de nuestro ingreso familiar. Por supuesto, la disciplina en el gasto público es indispensable para combatir la inflación.

El estancamiento podría llamarse también empobrecimiento. Si la población sigue creciendo y la economía no solamente no crece sino que decrece, los ciudadanos se empobrecen. El remedio para enfrentar el estancamiento es el mismo: producir más y producir mejor.

Para producir más hay que promover un ambicioso programa de inversiones: inversiones públicas y privadas. Inversiones nacionales e internacionales. Para que haya inversión tiene que haber confianza, y para que haya confianza tenemos que liberar la economía de trabas tan absurdas como el control de cambio y los controles de precios.

Hay que mejorar la demanda. Eso quiere decir que hay que mejorar el poder adquisitivo de los venezolanos. Que cada uno de los venezolanos tenga más dinero en los bolsillos y que con ese dinero pueda comprar los bienes y servicios que necesitan. Hay que diversificar la economía. Antes de la revolución dependíamos exageradamente de un solo producto de exportación: el petróleo. Ahora, 15 años después de iniciado el proceso revolucionario, dependemos en mayor grado de un solo producto: el petróleo.

Estoy seguro de que es un propósito compartido por todos los venezolanos el de diversificar nuestra economía y que los barcos que llegan a nuestros puertos a traernos productos no se regresen vacíos, sino que lleven productos venezolanos para colocarlos en los mercados internacionales y así generar trabajo y oportunidades de progreso a nuestros trabajadores.

Además de lograr más y mejor democracia, estoy seguro de que reactivar y diversificar nuestra economía también representa un ideal compartido por todos.

Eduardo Fernández
@efernandezve