Síguenos en: Menu

Salazar, el espía


Enero 30, 2015

No sabemos lo que realmente dijo el capitán de Corbeta sobre el capitán más importante del país, pero nada bueno debe haber sido. La reacción del cogollo madurocabellista así lo confirma. Desde las filas rojas rojitas vuelven con el cuento de que se trata de un ataque del imperio, pero en realidad Leamsy Salazar fue jefe de los escoltas del difunto "eterno", nada más y nada menos.

SEBASTIÁN BOCANEGRANo sabemos lo que realmente dijo el capitán de Corbeta sobre el capitán más importante del país, pero nada bueno debe haber sido. La reacción del cogollo madurocabellista así lo confirma. Desde las filas rojas rojitas vuelven con el cuento de que se trata de un ataque del imperio, pero en realidad Leamsy Salazar fue jefe de los escoltas del difunto "eterno", nada más y nada menos.

No se puede llegar a esa posición sin ser un hombre de la estrecha confianza del jefe de los jefes. Alguien sobre quien no podía haber ninguna duda de su lealtad al "proceso". Es Salazar quien se fue a Estados Unidos a hablar con el gobierno del odiado imperialismo. Las acusaciones que se han filtrado no las hace la DEA. Su autor es un personaje del que nunca dudaron en el cogollo oficial. Qué vio y qué sabe este oficial es algo que evidentemente ha puesto a sudar frío a más de uno dentro del mundo "revolucionario".

Que el narcotráfico tiene vara alta en el país no es nada nuevo. Recordemos el alijo de casi tonelada y media de cocaína decomisado en Francia luego de que saliera de Venezuela por el aeropuerto de Maiquetía. En días recientes, la policía española capturó otra buena carga de la misma droga en un barco que partió del estado Sucre. No podemos olvidar tampoco las declaraciones de Walid Makled, quien estando preso en Colombia afirmo tener a generales y diputados en su nómina. A eso le podemos agregar la cantidad de avionetas que han sido "inmovilizadas" por la Fuerza Armada en Apure y Guárico, por cierto sin que nunca haya detenidos. Estos casos son una pequeña muestra de lo grave que es el problema.

Afirmar que lo dicho por Salazar forma parte de una conspiración del imperio es evadir la responsabilidad del gobierno en la materia. No sabemos si, como dice el diputado Elvis Amoroso, Salazar haya sido comprado por el imperio, pero es evidente que los dineros del narcotráfico han ablandado a más de uno en el país.

Sebastián Boccanegra