Síguenos en: Menu

Salario mínimo: espejismo o alquimia


Noviembre 09, 2015

El nuevo ingreso mensual de Bs. 9.649 no incluido el bono de alimentación, podría considerarse como el más alto o el más bajo de la región, dependiendo de la tasa de cambio, que se considere. Ciertamente, los venezolanos empezaran a cobrar el nuevo sueldo mínimo a partir del 1 de noviembre, una cifra que tiene tantas interpretaciones como tasas de cambio se manejen en el país.

El aumento salarial anunciado representa un incremento de 30 por ciento sobre los Bs. 7.421,68, que percibían los trabajadores, un alza que para el gobierno convierte el salario mínimo en el más alto de la región. Sin embargo, la realidad económica de Venezuela obliga a considerar que la percepción del gobierno no es la única valida. El precio del dólar oficial (Bs.6, 30), destinado solo para importaciones de medicinas alimentos de primera necesidad, ubica el sueldo mínimo en más de US$ 1.500, pero existen otros tres tipos de cambio en el mercado, que también pesan a la hora de calcular el ingreso mínimo de los trabajadores.

El llamativo sueldo de US$ 1.531,45, se diluye a medida que el monto original de bolívares se calcula a los otros cambios aceptados por el Estado: SICAD y el SIMADI, que liquida las divisas a una tasa de Bs. 13,50 por dólar. A este cambio el "sueldo más alto de la región", queda en US$ 714,67. Esta última cifra se empequeñece aún más si utilizamos el precio promedio de SIMADI. Sistema al cual pueden acudir las personas que tienen cuentas en moneda extranjera y que depende de la oferta y la demanda diaria con un precio promedio de Bs. 199,51, por cada dólar. De esta forma el salario mínimo se reduce a US$ 48,35. Pero lejos de los controles del Estado, en el denominado mercado negro, el nuevo sueldo mínimo queda reducido a su mínima expresión. El llamado dólar paralelo que resulta de la relación entre el cambio de otra moneda extranjera por cada dólar y de esa misma divisa por cada moneda nacional, se ubicó en Bs. 826,47, dejando en solo US$ 11,67 el nuevo salario mínimo de los venezolanos. Eso creemos.

Alfredo Gordon