Síguenos en: Menu

Resiliencia


Septiembre 22, 2014

Aunque resulte increíble la mayoría de los venezolanos asumen la adversidad sin sucumbir ante ella y hasta logran alegrarse cuando consiguen un producto que escasea, cuando consiguen un medicamento y hasta un litro de leche. Los especialistas en conducta hablan de Resiliencia, que según explica la psiquiatra Rafaela Santos, presidenta del Instituto Español de Resiliencia, es la resistencia frente a la adversidad junto a la capacidad de reconstruirse saliendo fortalecido del conflicto. "Es una actitud vital positiva a pesar de las circunstancias difíciles y representa el lado positivo de la salud mental. Consiste también en saber aprender de la derrota y transformarla en oportunidad de desarrollo personal", agrega.

Esta reflexión surgió a propósito de un mensaje que me envió un amigo: "hermano saludos. Vengo rodando de Hoyo de la Puerta, después de tanto tiempo conseguí la batería para mi carro. Lo logré. Siento una emoción parecida a la que experimenté cuando me gradué de bachiller, al llegar a casa la instalo, prendo el carro y brindaré por tanta dicha. Al fin tengo carro".

Esa alegría no está mal, el problema es que nos acostumbremos a vivir así, a perder nuestros derechos sin exigirlos, a conformarnos y pensar que en Venezuela las cosas jamás funcionarán porque somos así y que no podemos revertir la situación. Hay que ir al pasado para recordar cómo era el país años atrás. En la década de los 70, 80 y 90, por solo citar ese período, en abastos y supermercados se conseguía de todo, productos nacionales e importados de muchas marcas y de distintos precios; en las farmacias había medicamentos; en los hospitales y en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, en los centros del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social; en los puestos de socorro atendían a los pacientes y les daban los medicamentos; se podía andar en autobús y en camionetica, había industrias, empleo, aunque también corrupción, inflación, inseguridad, pero no a los niveles que se registran hoy.

No debemos conformarnos con vivir mal y hasta a estar peor, en Venezuela hay un recurso humano extraordinario, gente preparada y honesta, con capacidad para sacar el país de esta grave crisis, impulsar las transformaciones que requerimos y hacerlo próspero, gente que en sus comunidades se organiza, aporta, se esfuerza, da lo mejor de sí. Es cuestión de identificar, buscar, sumar voluntades para ir construyendo la alternativa que represente el cambio que necesitamos para rescatar el país. La gente es el recurso más importante, hay una legión trabajando para lograrlo, no podemos desmayar.

Noel Álvarez
Coordinador Nacional de "Gente" Generación Independiente

@alvareznv