Síguenos en: Menu

Reacciones de la Banca Internacional ante la regulación FACTA de los Estados Unidos


Septiembre 25, 2015

La banca internacional se ha visto inmersa en un ambiente de total confusión y tensión desde mediados del año pasado cuando comenzó a implementarse la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras por parte de los Estados Unidos, conocida como el FACTA.
Pero, que es el FACTA?

El FACTA es la ley de cumplimiento fiscal cuyo propósito principal es controlar la evasión de impuestos de residentes y ciudadanos americanos que tengan inversiones fuera de EEUU, a través de la identificación y obtención de información financiera de sus cuentas en el exterior, en especial en aquellos países con denominación de paraíso fiscal.

Para lograr este objetivo, el IRS (Internal Revenue Service) buscará la colaboración de entidades financieras extranjeras y demás entidades extranjeras que no califican como financieras, quienes deberán reportar la información que dispongan sobre activos poseídos por ciudadanos norteamericanos y los respectivos movimientos que hayan tenido las inversiones.

En la práctica esta nueva reglamentación impuesta por los Estados Unidos ha llevado a la banca internacional a actuar como entes fiscales del IRS (Impuesto sobre la Renta), inclusive imponiéndoles sanciones y multas a aquellas instituciones que no ejerzan dichas funciones. Una situación que ha generando un estado de paranoia a nivel de los departamentos de cumplimiento y autoridades fiscalizadoras de los bancos en todo el mundo.

Por su parte David Osio de Davos Financial Group comenta que, "Fatca es tan amplia que los mismos reguladores están confundidos en su aplicación y alcances, a tal nivel que en las distintas charlas que se han presentado surgen preguntas que ni ellos la pueden responder". "Es de esperarse que una vez impuesta, los demás países del mundo vendrán a exigir lo mismo para sus naciones. Veamos cómo esto se desarrolla y se implementa en el futuro próximo", agrega David Osio.

A QUIEN AFECTA LA LEY FACTA?
Vale destacar que esta reglamentación afecta específicamente a todo FFI (Foreign Financial Institution) que mantenga activos en EEUU y/o posee clientes norteamericanos con activos mayores a $50,000.00 y toda persona natural o jurídica norteamericana residiendo dentro o fuera de EEUU, que mantenga cuentas en el exterior por exceso de $50,000.00.

En el caso de las instituciones financieras internacionales deberán registrarse ante al IRS como "FFI cooperante" y reportar mediante los canales establecidos en los Acuerdos Intergubernamentales entre ese organismo y la jurisdicción de cada FFI. En el caso de la personal natural o jurídica norteamericana deberá reportar sus activos en el extranjero al IRS por medio de las declaraciones de impuestos realizadas anualmente.

Todo FFI y/o residente y ciudadano americano que no cumpla con los requisitos establecidos por la ley FATCA estará sujeto a una retención automática del 30% de todo movimiento de fondos que tengan origen en EEUU.

"Esto generará impactos financieros insostenibles para aquellos clientes que quieran transferir sus dineros desde allí hacia otros países", comenta David Osio.
La Ley FACTA ha implicado importantes cambios en la banca internacional, no sólo a nivel operativo sino también a nivel tecnológico, sistémico y de recursos humanos. De acuerdo analistas internacionales esta ley estaría violando valores elementales de privacidad que deben guardar las instituciones financieras, aparte de que implicaría nuevos gastos y riesgos en que deberán incurrir los bancos.
Una vez entrada en vigencia la Ley, los bancos y organizaciones financieras han requerido realizar las siguientes tareas para evitar posibles penalidades:
-Aplicar procedimientos de apertura de cuenta que permitan identificar si se trata de "personas estadounidenses" o no
-Revisar las cuentas pre existente para identificar "personas estadounidenses"
-Reportar anualmente información sobre cuentas definidas como "personas estadounidenses".
-Ajustar su plataforma tecnológica para generar los reportes necesarios que le permitan identificar cuentas de "personas o empresas estadounidenses"

Para David Osio ésta ley estaría violando de alguna manera la privacidad de las personas por lo que debe ser sujeto de un análisis más profundo. "Nuestro cumplimiento con FATCA estará supeditado a un cumplimiento estricto de las leyes de la jurisdicción desde la cual opere cada una de nuestras empresas independientes, y nuestro manejo será el reflejo de nuestro constante y permanente compromiso con la privacidad de nuestros clientes y nuestro servicio hacia ellos", concluye David Osio.

Davos Observer