Síguenos en: Menu

Razones de la sinrazón


Mayo 29, 2014

Siendo Venezuela un país de grandes ingresos como productor de petróleo, ¿Hay razón alguna que justifique la caótica situación económica y de merma social por la que atraviesa? La lógica más elemental nos dice que no. ¿Por qué entonces estamos sumergidos en esta inconmesurable tragedia? ¡Qué duda cabe!, la dirigencia política oficial ha demostrado ser absolutamente inepta, insensata, deshonesta y corrupta. Llegaron al poder para saciar sus ansias desmedidas de venganza, retaliaciones y un deseo inmenso de despilfarrar una fortuna de casi 1 billón de dólares (un millón de millones). Todo esto es una sinrazón que la historia deberá algún día reclamarle a los culpables que hipotecaron al país por unos 40 años como mínimo.

Cabe de seguidas ir de lo general a lo particular, siendo pertinentes las siguientes preguntas: ¿Por qué hay desabastecimiento e inflación? ¿Por qué el alto costo de la vida y la debilidad absoluta del llamado y mil veces publicitado "bolívar fuerte"? ¿Por qué las colas en los supermercados y la falta de rubros agrícolas, mecánicos, insumos en general, piezas de repuestos para vehículos? ¿Por qué las líneas aéreas comenzaron a irse de Venezuela? Todo esto lo produjo una serie de cadenas de sinrazones, cada una más absurda que la otra: El régimen chavista-madurista tomó inconsultamente como referencia para el destino del país, el modelo cubano de revolución, que es comunista. El comunismo, llamado socialismo radical a la soviética, tiene por dogma fundamental dos elementos: 1) La destrucción del aparato productivo en manos empresariales y de la iniciativa privada; 2) Una lucha sin cuartel de clases sociales, incentivando el odio de unos contra otros, a través de insultos, descalificativos y el fusilamiento moral del adversario.

Como quiera que se destruyó la iniciativa privada del empresariado competente y experto en producción de todo tipo de rubros, aquello que le expoliaron (robaran) a la gente, los nuevos tomadores lo arruinaron por incompetentes y corruptos. Al destruirlo, cesó la producción de alimentos y de insumos de todo género. Al cesar la producción nacional, creyeron quedar bien con sus seguidores y sus padrinos cubanos, importándolo todo del exterior. Como para importar se necesitan dólares, se encareció desmedidamente el costo de la vida, afectando despiadadamente a todas las clases sociales, especialmente, los más pobres. Como se les acabó el dólar por tanta insania que cometieron, especialmente el regalarle a Cuba 10 mil millones de dólares anuales, disminuyó el ritmo de la importación y cayeron en el desabastecimiento y la escasez.

Se les ocurrió crear dinero inorgánico (sin respaldo del oro nacional) para medio cumplirle a la gente y gracias a ello, nos hemos convertido en el país de más alta inflación en el mundo.

Kaled Yorde