Síguenos en: Menu

Rafael Piña Pérez: A votar masivamente contra la delincuencia electoral


Octubre 12, 2017

Lo decíamos recientemente que las encuestas serias rondaban una participación del 50%, los últimos sondeos de opinión la ubican por encima y puede alcanzar un 55% o más, lo cual es muy bueno para este tipo de elección que no es presidencial. Afortunadamente se van quedando solos los opositores que apuestan a la abstención que cada vez se evidencia solo favorece al gobierno, dada su minoría que no llega al 20% con tendencia a disminuir. Respetamos la postura de los oponentes partidarios de la abstención, porque eso es de demócratas, los instamos a rectificar y la mayoría partidaria de participar en las votaciones esperan que así sea. No es que seamos electoralistas como han insinuado algunos, es que la mejor opción es participar organizada y masivamente para defender la avalancha de votos en las mesas, como única manera de conquistar la mayoría de las gobernaciones. La delincuencia electoral de los poderes adláteres de Miraflores no podrán imponer sus macabras fechorías contra la voluntad popular con una participación masiva de la población.
Se observa en la calle un creciente fervor por participar en esta elección de gobernadores, por encima de todos los obstáculos que ha impuesto la delincuencia electoral oficialista del TSJ, Fiscalía, Defensoría, Contraloría y la cuatro rectoras súbditas de Maduro, no han podido inhabilitar a candidatos electos y designados por consenso, estiman hacerlo a través de las legislaturas regionales que controlan, pero la lucha continúa contra esta dictadura castro chavista madurista. Si se han salido de dictaduras por votos, viví de cerca el proceso del plebiscito chileno para salir de Pinochet y se notaba el entusiasmo de la gente para enfrentar la dictadura. Allí hubo disposición de ese pueblo por sacudirse de un régimen inepto, corrupto y represivo, parecido al que tenemos aquí (el nuestro es más delincuente con creces). La participación organizada y masiva del pueblo chileno dio con el traste de la feroz dictadura de Augusto Pinochet. Hay otros ejemplos en el mundo, en nuestro caso el plebiscito de Pérez Jiménez en 1957, hizo fraude que se demostró lo cual causó su derrota el 23 de Enero de 1958.
No olvidemos de votar por una de las tarjetas que presentaron al candidato ganador en las primarias de la oposición, igualmente por una de las tarjetas que están apoyando a los candidatos por consenso. En el estado Zulia por ejemplo tenemos dos tarjetas con la foto de Juan Pablo Guanipa, la de Primero Justicia y la de Voluntad Popular (igualmente en cada estado).El tramposo CNE no hizo la sustitución de los candidatos perdedores con la maligna intención de buscar votos nulos que afecten a la oposición. A última hora han hecho traslados en más de 200 centros de votación La delincuencia electoral no descansa en su trabajo solapado de abstencionismo porque se sienten minoría muy alejada del apoyo demócrata en pos de rescatar la democracia, la senda del crecimiento y el desarrollo económico y social para avanzar hacia un bienestar truncado en casi dos décadas de rentismo, populismo y estatismo corrupto. Este rentismo y estatismo ha destruido gran parte del aparato productivo y elevado la pobreza general a más de un 80%. Hoy no tenemos divisas para atender las importaciones de alimentos, medicinas e insumos de la producción, se robaron estos pillos más de 400.000 millones de dólares. El triunfo mayoritario de las gobernaciones por la oposición es un paso fundamental para lograr finalmente la salida del régimen más inepto, más corrupto, más represivo y más cínico de nuestra historia republicana. El voto es un derecho y debemos ejercerlo contra la delincuencia electoral.

*Economista, profesor universitario, miembro de Venezuela Positiva
Email pprafael1912@hotmail.com