Síguenos en: Menu

¿Quiénes son los golpistas confesos?


Marzo 06, 2015

Un Golpe de Estado para M.Ossorio es un movimiento subversivo para "desplazar por la violencia a las personas que legítimamente ejercen el Poder, y suspender el funcionamiento normal de la Constitución". Asimismo, para otro tratadista español, N.Pérez Serrano también hay que considerar Golpe de Estado a todo "suceso político que modifica violenta, brusca e ilegalmente el régimen jurídico establecido y cuyo agente no es el Pueblo sino la Autoridad depositaria del Poder". Para el autor "se produce un movimiento de origen no popular (…) en el que el propio Jefe de Estado o autoridades supremas y caracterizadas por él, se apartan de la legalidad y alteran perentoriamente las instituciones fundamentales" En este tipo de golpe, el síntoma de patología política "radica en ser los titulares del poder los que lo esgrimen y utilizan para derogar la estructura que servían". Al analizar estos dos tipos de Golpes de Estado y reflexionar sobre la historia reciente del país, tendremos que llegar a la conclusión, de que si algún régimen no tiene autoridad moral para tildar de golpistas a quienes se le oponen, es el que hoy representa Nicolás Maduro.

Quienes hoy detentan el poder hicieron su aparición en la vida pública con un golpe militar cruento, afortunadamente fracasado, con un saldo de más de doscientos muertes, el 4 de febrero de 1992. Después, desde la cárcel, sin estar incomunicados ni vejados, apoyaron otro golpe fracasado el 24 de noviembre de ese año. Posteriormente, gracias a la Democracia que hoy desconocen, han venido dando otro Golpe de Estado contra la Constitución para monopolizar y conservar eternamente el poder. Con el Jefe de Estado a la cabeza se han apartado de la legalidad y han alterado las instituciones fundamentales de la República. Han acabado con el Estado federal descentralizado, con separación de poderes y pluralismo político, para sustituirlo por un Estado Comunal unitario y centralizado, en nombre de un inexistente "poder popular". Han derogado de hecho la Constitución para sustituirla por el denominado Plan de la Patria 2013-2019. Todo esto es un golpismo avanzado, sutil, que va más allá de las técnicas asomadas por C.Malaparte ¿Tienen entonces estos golpistas que utilizaron antes la fuerza y ahora nos amenazan con ella, autoridad para rasgarse las vestiduras inventando golpes de Estado por doquier? ¿Es que acaso los golpes dados por ellos son buenos y los que ahora inventan son malos? No, todo Golpe de Estado es malo y debe rechazarse, especialmente este golpe seco y continuado contra la Constitución vigente en marcha desde el 2006. ¿Quiénes son entonces los únicos golpistas confesos de la Venezuela de hoy? Los que en 1992 dieron un golpe militar y hoy siguen dando otro, desde el gobierno, contra el orden republicano en busca de una autocracia socialista que está destruyendo al país.

Jorge Sánchez Meleán