Síguenos en: Menu

¿Qué pasa Simadi?


Marzo 12, 2015

El dólar Simadi a Bs. 170/$ representó una oportunidad para legalizar la compraventa de $ libres y consolidar un mercado inestable y opaco. Pero la estrategia del gobierno falló y hoy nos encontramos con un paralelo rondando Bs. 280.

La estrategia comenzó a fallar cuando el gobierno no devaluó el oficial, ni el Sicad I, lo cual destruye la producción, incentiva la demanda de $, reduce las reservas y obliga a Pdvsa a colocar lo poco que le queda a ese tipo de cambio.

Otra falla fue fijar el precio a Bs. 170/$, en vez de recurrir a la subvaluación inicial (ponerlo mucho más alto para estimular la oferta). Si hubiese empezado a Bs. 195, hubiese tenido un efecto psicológico propicio a la baja, como ocurrió en 1989.

Pero la gran limitación al éxito del Simadi es la oferta insuficiente.

Las posibles fuentes de oferta son Pdvsa (aunque con el precio del petróleo + el mantenimiento del cambio oficial a Bs. 6,3 le resta posibilidades a tal fuente); las empresas mixtas petroleras, si fuesen autorizadas por el gobierno para incrementar sus operaciones y financiarlas a dólar Simadi (pero su socio, el gobierno, extrañamente no las autoriza); las grandes corporaciones (pero éstas tampoco están invirtiendo -vendiendo $- sino comprándolos); los especuladores, corruptos, narcos y lavadores de dinero (en búsqueda de la legitimación de su capital); los exportadores no petroleros atraídos por un tipo de cambio muy favorable, a Bs. 177 aproximadamente (aunque esta actividad está muy limitada por falta de insumos y por los abusos de poder de la Guardia Nacional en los puertos).

Como la oferta falló, se disparó el paralelo, convirtiendo la prima de legalidad o sacrificio de Bs. 15/$ que pidió el gobierno a quienes ofrecieran $ a Bs. 170/$, en vez de 185/$, para legalizar la transacción se convirtió en una prima exagerada de Bs. 110, porque el paralelo ya está en Bs. 280.

Soluciones: devaluar el 6,3 a Bs. 25; el 12 a Bs. 50 y el Bs. 177 a Bs. 230; y, sobre todo, cambiar el discurso político y de conflicto por uno económico y de cooperación entre el gobierno, las empresas, consumidores y trabajadores.


José Antonio Gil Yepes

jagilyepes@gmail.com