Síguenos en: Menu

¿Por qué no alcanzan los dólares?


Noviembre 25, 2014

Hace años trabajé como administrador de una empresa maula. Semanalmente yo llevaba al "gerente de finanzas" la lista de todo lo que se debía y la nómina (pago sagrado) de esa semana, y éste "repartía" lo que había. Preguntaba, ¿quién es X? Yo le explicaba, y si p.ej. se le debían Bs. 7.500, me decía "Dale 800", y sumaba ese monto a la nómina. Después preguntaba por otro infeliz, le aprobaba un pelo, lo sumaba, y así hasta que decía "No hay más real; el resto, pa' la próxima". Un tiempo después de que me fui, la empresa por supuesto quebró.

Bueno, nuestro gobierno está haciendo exactamente lo mismo. Para éste, los pagos sagrados son su nómina y la deuda financiera (bonos y otros, tanto en $ como en Bs.). Por eso todo el quehacer nacional, excepto la banca y demás acreedores financieros, está pelando, y por ende todos también lo estamos, ¡y cómo!

La diferencia entre aquella empresa y el Gobierno es que buena parte de la deuda de este no es deuda legalmente hablando, ya que no es una deuda documentada, sino una deuda, digámoslo así, de hecho, pues como el Gobierno acapara todos los dólares que nos entran, tiene que distribuirlos de manera que funcione la producción del país, y se cubran, mediante importaciones, las necesidades de la gente que no son satisfechas con dicha producción.

Como los requerimientos de dólares se cubren ahora solo en una pequeña parte porque estos no alcanzan, se produce la atroz escasez que nos azota; gobierno y Pdvsa le deben una boloña a todo el mundo, por lo que cada uno se ha ganado de calle un Maula de Oro.

Al sector alimentos le deben 4.200 millones de $, al farmacéutico 3.500, al automotriz 3.000 (datos de Hausmann y Santos), y mejor no sigo.

En todo el mundo la gente se pregunta asombrada: ¿cómo hay esa insólita carencia de dólares en el país que tiene las mayores reservas petroleras del mundo?
Respuesta: por dos razones.

1) Para repartir los dólares, el Gobierno utiliza desde hace 11 años un férreo control de cambio, así que (no había pele) se ha generado una corrupción tan gigantesca, que Giordani y Edmée dijeron (y por eso los botaron) que en 2012 se les dio a empresas fantasmas la pelusa de 20.000 millones de $. ¡Sin comentarios!

2) Principal razón: para pagar una gran parte de los bienes que consumimos y de los insumos de su aparato productivo, Venezuela depende casi totalmente (96-97 %) de la exportación petrolera. Así que, sin saber nada de economía, era de cajón que había que incrementar lo más posible la producción de petróleo, para medio estar como los sauditas, a quienes sabe a plin que el precio del crudo caiga o que sus ventas bajen. Sensatamente por ello se planificó que para estas fechas íbamos a estar produciendo 5-6 millones de barriles diarios, y resulta que a duras penas llegamos a unos 2,5, algo totalmente inaudito. He allí la explicación de la mayor parte del desastre actual, y del que viene. Y eso ocurrió porque a esta gente se le olvidó que para lograr ese aumento de producción petrolera había que hacer las inversiones necesarias, y esquilmaron a Pdvsa sacándole todo el dinero, para, entre otras cosas, cuidar sus votos, mediante el suministro de cosas a las clases populares. Aceptando que esto último está bien, debió hacerse sin descuidar el referido aumento de la producción, así que esta, en vez de aumentar, disminuyó.

Total: como no se hicieron la inversiones petroleras, ahora producimos menos que cuando Chávez agarró el coroto, y no hay dólares para alimentos ni insumos médicos, y mucho menos para lo demás.

Así que la rumba se acabó, solo nos queda el ratón, y ahora gozamos del paraíso en que estamos inmersos: colas, no hay nada, inflación, desempleo, todo el mundo se va (empresas y personas), y pare usted de contar.

Y para que la gata se terminara de montar en la batea, los precios del petróleo vienen en barrena, pero no se preocupen, porque según Maduro eso no nos va a hacer ni cosquillas.




Herbert Hudde