Síguenos en: Menu

Populismo por MICHAEL ROWAN


Mayo 13, 2016

En 1998, cuando el populista Hugo Chávez tenía una aceptación de 4% en las encuestas, escribí un artículo donde opinaba que probablemente Chávez superaría 50% en las presidenciales si sus adversarios no convenían en desechar el modelo corrupto de monopolio estatal y secretismo a favor del modelo de democracia transparente de mercado que rige en todo el planeta. No obstante, se negaron, en la creencia de que Chávez se evaporaría.

Chávez ganó con 54% de la votación y acto seguido cambió a su manera prácticamente todo en el país, menos el modelo de corrupción, que dejó intacto. De hecho, este modelo que ha plagado a Venezuela durante décadas se preservó y en los 17 años que siguieron se desperdició más de un billón de dólares. Así, de la más rica en Latinoamérica, Venezuela pasó a ser una de las naciones más pobres.

Hoy, el Partido Republicano de Estados Unidos elige a un populista bravucón llamado Donald Trump como candidato a la presidencia. Al igual que Chávez, Trump considera que su país, que alberga a 4% de la población mundial y produce 25% de su PIB, es un fracaso rotundo, un perdedor. Con la habilidad de un hombre del espectáculo, Trump derrotó a 16 oponentes y sobrevivió, como en el programa de televisión. Por cierto, Trump tiene su propio programa, "El aprendiz", donde despide a los aspirantes.

Al igual que Chávez, Trump ve enemigos por todos lados: los dirigentes de Washington son corruptos y estúpidos; los banqueros son ladrones; los medios noticiosos son embusteros; las mujeres que lo critican son horrendas; los mexicanos son violadores; los musulmanes son terroristas; los chinos y los japoneses nos están matando, y pare usted de contar.

Y al igual que Chávez, Trump capta la atención total de amigos y enemigos. Al igual que Chávez, utiliza la televisión y el Instagram como armas mortales. Trump cree que Obama es un musulmán nacido en Kenia y no un cristiano nacido en Hawai; que el padre de su adversario Ted Cruz asesinó al presidente John Kennedy en 1963; que una reportera de Fox News le hizo preguntas duras porque tenía el período. Opina, además, que Hillary Clinton debería estar presa.

Está por verse si Trump ganará como fue el caso de Chávez. Sin embargo, nunca más los estadounidenses dirán que lo que pasó en Venezuela es imposible que ocurra en Estados Unidos.

michaelrowan22@gmail.com

MICHAEL ROWAN