Síguenos en: Menu

¡Política económica!


Agosto 24, 2015

Venezuela podría ser una gran nación. Posee reservas mundialmente reconocidas en materia gasífera, petrolera, minera, hidráulica, turística, agrícola, pesquera, manufacturera, una población emprendedora y una infraestructura de avanzada.

Que la población venezolana tenga que hacer colas para comprar alimentos es algo que debemos analizar a profundidad. No podemos despachar alegremente que las razones de la escasez que mantiene en zozobra a nuestra población sea una "Guerra Económica". Las razones de la escasez requiere los mayores análisis. Y más cuando los que la denuncian no explican un plan de cómo van a ganar la guerra.

A mí me parece que la razón fundamental por la que no se supera el tema de la escasez en Venezuela es que nuestros gobernantes no comprenden claramente el impacto de la liquidez monetaria y la inflación. Esa declaración del vicepresidente del PSUV donde expone que si quitan el control de cambio los tumban del poder, expone claramente que no hay comprensión del manejo de la política monetaria. El presidente Maduro debiera buscar verdaderos expertos en manejo de la política monetaria en Bolivia que superó crisis de 10.000% en la inflación y que ahora el presidente Morales mantiene a raya a Perú. El líder político Aristóbulo Istúriz, con todo respeto, no ha estudiado la relación empírica entre inflación y liquidez monetaria. Yo casi me atrevo a aseverar que si el gobierno mantiene la política monetaria actual, su partido político verá cada vez más difícil ganar elecciones.

Acerca de la política monetaria

1.- Visión oficialista:

Los que manejan la política monetaria en Venezuela en la presente década piensan que inyectando dinero vía gasto fiscal en la economía, aumenta el ingreso de la población y su bienestar. Mayor ingreso en la población implica más consumo y eso incentiva mayor producción. Cuando el gobierno inyecta liquidez y ve que la reacción del sector privado es alzar los precios y aumentar la solicitud de divisas, entonces los funcionarios macroeconómicos se alarman y ponen controles de precios, de cambio y expropian. No creen que la inflación también es causada por exceso de liquidez monetaria. Y argumentan que las colas son el resultado de una gran prosperidad. Por eso, cuando las empresas privadas dejan de producir argumentando que los precios regulados están por debajo de los costos reales, se produce la escasez y el gobierno los acusa de saboteadores por desatar una guerra económica. Los funcionarios públicos creen que la única causa de inflación en un país es la especulación de los empresarios y no el exceso de liquidez.

2.- Visión sector privado:

A diferencia del sector oficial, el sector privado argumenta que suben los precios porque suben los costos. Que no hay dólares para importar insumos para producir. Que liberen el cambio y que todos puedan importar y producir a precios libres.

La realidad:

Hubo una enorme corrupción entre sector privado y público afectando más de USD 20.000 millones por año de Cadivi. No hay país que aguante eso. USD 300.000 millones que hubieran sido usados para desarrollar infraestructura y bajar costos de producción. La especulación de los empresarios puede subir los precios una vez, mas no continuamente. Un portal web no puede subir los precios del dólar con respecto al bolívar. Solo puede subir la inflación y el dólar los excesos de liquidez monetaria continua por encima de la producción o un gasto fiscal improductivo que se ejecuta sin licitaciones y para tapar los déficit en CVG y otros entes del Estado. La competencia (y no los controles, ni las expropiaciones) es lo que más obliga a los empresarios a aumentar la producción y bajar precios (ver caso de la baja en el precio del petróleo hoy como resultado de la nueva competencia OPEP versus no OPEP).

Así que si el sector gubernamental mantiene el crecimiento de la oferta monetaria nivelado, si licita la ejecución del gasto público y paga bonos por resultados a los funcionarios públicos, y libera el control de cambio y de precio, va a haber un gran número de nuevos productores en todos los sectores del país. Esto es más bienestar.

Alejandro Sucre