Síguenos en: Menu

No queda otra: harán el ajuste


Julio 04, 2014

Al gobierno no le queda otra, sino hacer el gran ajuste. Me refiero a recortar los subsidios, levantar los controles y decretar la madre de todas las devaluaciones; particularmente, la próxima gran devaluación sería en las próximas semanas o meses. Abajo explico el por qué.

Por descarte, si el gobierno no hace el ajuste (no devalúa), la calle se calentará por el incremento de la escasez y habrá más represión. Y, si lo hace, también se calentará, pero por el incremento de la inflación, por lo que de todas, todas, habrá más represión. Así que, haga lo que haga, para el gobierno, la calle no es sino un dato como tal. Es decir, a este punto del juego político, la estrategia del gobierno no depende ya de la calle, porque allí en la práctica tan solo una cosa puede pasar. Pero, aunque no fuese así, el gobierno nada en la calle tiene que buscar, ya que, en lo relativo a su origen y gestión, sabe que carece de toda la legitimidad.

Así que, lo determinante para el gobierno, y para su decisión sobre si va o no a devaluar, ya no es el inevitable costo político-social, sino los evitables costos político-financiero y político-militar. Quiero decir, lo que sostiene al gobierno e influye sobre sus decisiones, no es el apoyo popular, sino el de los bancos de inversión, el de los chinos y los militares; así que, naturalmente, será a sus exigencias a las que tendrá que responder.

Y, bancos de inversión, chinos y militares exigen lo mismo: que el gobierno haga el ajuste y decrete la devaluación. Los acreedores, porque la devaluación será necesaria para garantizar el repago de las deudas que pronto el gobierno ha de emitir. Y, los militares, porque reducir como pretenden la necesidad de reprimir a mediano y largo plazo supone, necesariamente, acabar cuanto antes con la escasez.

The Economist y bancos de inversión hablan de una unificación a 25Bs/$ en 2014. Particularmente, dudo que cualquier unificación por debajo de 32Bs/$ a precios de hoy, o 50Bs/$ a precios de 2015, logre acabar con el control de cambio y, por tanto, el racionamiento. Así que de darse lo que pronostican los bancos de inversión, les garantizo, a esa tasa se mantendrían los mercados negros de dólares y bienes.

Esto pica y se extiende. Alguien del chavismo tendrá que pagar el altísimo, y devastador, costo político; y eso es pronto. Es justo, ¿no lo creen?

Ángel García Banchs

@garciabanchs