Síguenos en: Menu

Nelson Romero Díaz: La Revelación


Noviembre 05, 2016

No se piense que este escrito develará algunos misterios de la vida de este país. Se trata, por el contrario, de dar a conocer el resultado parcial del seguimiento diario del comportamiento del precio de una mercancía.

El presente año es par. Lo es porque sus dos últimos dígitos forman el 16 y porque el número de días de este año es 366, otro numero par y por tanto, es un año bisiesto. Es evidente que la división del lapso es semanal, quincenal, mensual y, por supuesto, diario. Pero, apelando a la herramienta estadística, se puede subdividir en lapsos distintos al mensual, cuyas amplitudes sean las mismas, como por ejemplo el siguiente: 9 lapsos de 38 días y uno de 24.
Previo a la publicación de "la revelación", tómese en cuenta el siguiente marco referencial de tiempo del 2016.



Al instante de redactar este trabajo, 31 de octubre, ha transcurrido 304 días lo cual indica que faltan 62 para concluir el año. No he subdividido el año en trimestres ni cuatrimestres, por ahora e indicaré ahora cuales son los días centenarios.



¡Ajá! Y ¿Cuál es la mercancía a la que se sigue su precio? Es, ella; la que trae de cabeza a miles de venezolanos que tienen ineludibles obligaciones en el exterior o, también al interior, y que de un tiempo para acá está restringido para su adquisición en el mercado local. Ella es la del intercambio comercial mundial: el dólar.
Véase a partir de esta línea el resultado de ese seguimiento:



El siguiente cuadro necesita ser explicado para su comprensión debida. Tal como se dijera en líneas anteriores, el contenido muestra los siguientes parámetros: las fechas de inicio y fin de cada lapso de igual duración; el total acumulado al final de cada lapso, recuérdese que cada lapso es de 38 días excepto el último que es de 24; los máximos y mínimos precios de cada lapso; los promedios simples de los precios.



Hasta el 31 de octubre del corriente año, los montos marcadores del precio de cierre de los domingos y el de apertura de los lunes son iguales. El año consta de 53 semanas y recién comienza la 45. Solo en 18 de las 45 semanas, las cotizaciones de apertura de los viernes y de los sábados son iguales.

En el siguiente cuadro se resume el promedio diario de las 44 primeras semanas del año



El próximo cuadro, el último de esta tarea informativa, muestra unos aspectos bastantes interesantes de comentar. A continuación, el mismo:



Hay mayor cantidad de información numérica analizada, pero sobre dimensionaría el tiempo de dedicación a este trabajo.


NELSON ROMERO DÍAZ
31 de octubre de 2016
@nromerodíaz
Nrd.4819@gmail.com