Síguenos en: Menu

Los cinco pilares fundamentales del Islam


Noviembre 07, 2014

El Islam como religión pregona la sumisión a la voluntad de Allah (Dios), la paz en el comportamiento y la Buena Voluntad a través de cinco postulados fundamentales llamados pilares del credo. Estos cinco puntos son: 1) La Shahada o Profesión de fe ; 2) El Salat (La plegaria) ; 3) El Ayuno en Ramadán; 4 ) El Zakat o Limosna legal; 5 ) El Hajj o peregrinación. Hay un sexto pilar opcional: La Yihad o Guerra Santa, concepto ese extralimitado en su sentido y alcance, debido a las actitudes radicales de muchos seguidores del Islam.

La Shahada o profesión de fe tiene un postulado fundamental: NO HAY MAS DIVINIDAD QUE DIOS, SIENDO MAHOMA SU PROFETA. Esto evidencia el carácter monoteísta del Islam, tal como ocurre en el judaísmo y el cristianismo. Para los musulmanes, Dios lo es todo, el dador de la vida y la muerte, el creador de lo visible y lo invisible. La meta de todo hombre fiel es someterse a la Santa Voluntad de Dios, haciendo siempre el bien, nunca el mal y a la vez actuar de un modo justo, solidario, tolerante y pacífico. De este anunciado queda a la vista una primera extra limitación del término, cuando ocurren hechos terribles de terrorismo, asesinatos de extrema crueldad, tales como por ejemplo, las atrocidades que comete el grupo fundamentalista llamado ISIS, quienes cercenan la garganta la a periodistas americanos e ingleses secuestrados o cuando le disparan por la espalda a centenares de jóvenes y adultos, asesinándoles a sangre fría.

El SALAT o la plegaria: Todo muslim tiene el deber de orar diariamente a su Creador, expresándole su gran amor y fidelidad absoluta, mediante la sumisión a su Voluntad Divina. Esto hace resaltar el carácter destinista de la religión musulmana- el que Dios todo lo rige y decide-y que cada hombre de fe debe someterse gustosamente a los designios de Dios. En los primeros tiempos se rezaban tres veces al día, pero más luego la Sharia o interpretación que hacen los Ulamas del texto coránico, extendió el rezo a cinco veces diariamente.

El Ayuno: el tiempo de ayuno de los musulmanes es en Ramadán, una fecha que varía año tras año, debido a que la religión musulmana se rige por el calendario lunar. El ayuno purifica el alma y desintoxica el cuerpo, afinándolo para una más acabada devoción. De igual modo, lo afina y desapega de las cosas y las pasiones de la vida terrenal. El tiempo de Ramadán es de un mes.

El Zakat o limosna legal: Mahoma sintió que era deber de todo muslim ser solidario con aquellos que poco o nada poseen, en especial, con las viudas y los huérfanos. En los tiempos del Profeta era cosa común las guerras contra invasores y otras tribus que causaban miles de víctimas. La limosna del diez por ciento del ingreso de todo muslim sirve para alimentar y sanar a los desheredados y los huérfanos que perdían sus seres queridos en la guerra.

Al Hajj (la peregrinación): como un sagrado deber de por lo menos una vez en vida, todo muslim tiene que hacer un peregrinaje a la Meca como un acto de gran fe y de sumisión a la voluntad de Allah.

La Yihad o Guerra Santa viene a ser la obligación que tiene todo musulmán de combatir sus propias tendencias pecaminosas (Yihad Mayor) y de defender a la religión y el buen nombre del Profeta de toda amenaza y ofensa (Yihad Menor). Sobre la Yihad y la Guerra Santa nos estaremos refiriendo en futuras entregas debido a los graves problemas que la extralimitación del concepto que hacen los radicales del Islam, concitando el rechazo y el odio hacia la religión musulmana.

Kaled Yorde