Síguenos en: Menu

Las medias verdades sobre PDVSA, caso Citgo


Septiembre 30, 2014

Algunos sectores políticos de la izquierda venezolana han manejado la tesis de que PDVSA es o ha sido una caja negra, supuestamente por no ser transparente en sus informes y en los controles que deben ejercer los organismos de control como la Asamblea Nacional, la Contraloría General de la República y las auditorias externas que deben realizarse para verificar el origen y uso de los recursos que maneja nuestra corporación petrolera. No obstante las fallas de ayer, PDVSA estaba consagrada como una gran empresa corporativa, ocupando uno de los primeros lugares como gran corporación del negocio petrolero internacional Sin desconocer que han existido fallas e irregularidades en el manejo de PDVSA en la mal llamada IV República, lamentablemente, éstas en vez de corregirse se han acentuado siendo la empresa que genera más del 95% de las divisas que entran al país y más del 50% del presupuesto nacional. Si antes de iniciarse este gobierno en 1999, existía una caja negra, hoy se ha profundizado tal situación por el manejo clientelar, los grandes negociados y la discriminación en el ejercicio del derecho al trabajo, aplicando la macabra lista Tascón y Maisanta, violándose este derecho universal contemplado en leyes y organismos laborales internacionales.

El finado presidente Chávez en más de un Aló Presidente expresó hace unos 6 años atrás que "la lista Tascón había cumplido su cometido y que ya era tiempo de eliminarla" En otras palabras el entonces Presidente Chávez admitió que se estaba utilizando para discriminar a los venezolanos en las diferentes instancias gubernamentales y empresas del Estado. La orden presidencial resultó demagógica porque esta macabra lista se sigue utilizando no solamente en PDVSA, sino también en todas las instancias del poder ejecutivo nacional, en ministerios y empresas del Estado. Pido permiso a los lectores de esta nota para informar que dos hijos míos han sido víctimas de esta persecución, los dos tienen experiencia profesional y maestrías y no han podido ingresar en ninguna instancia, ni empresa pública. De este atropello están siendo víctimas miles de venezolanos, en su mayoría profesionales entre el tercer, el cuarto y el quinto nivel, con diferentes grados de experiencia.

El ingeniero mecánico Rafael Ramírez quien fuera presidente de PDVSA durante 11 años, a poco tiempo de la referencia presidencial antes citada, en una reunión con la alta gerencia de PDVSA, afirmó con el mayor desparpajo que (palabras más, palabras menos)" los empleados de PDVSA tenían que ser leales al comandante Chávez, tenían que ser rojos rojitos, que ni siquiera los independientes o ni ni debieran estar en la corporación". Aquí cabe recordar a todos los funcionarios públicos que practican esta inhumana discriminación, que están cometiendo un delito de lesa humanidad que no prescribe. A todo el país se le ha hecho mucho daño con esta masiva violación del derecho al trabajo. Decenas de miles de profesionales venezolanos discriminados por el Estado y otras decenas de miles que no consiguen trabajo en un sector privado deprimido, han tenido y tienen que emigrar hacia el exterior, varios miles de universitarios están prestando sus servicios profesionales en empresas petroleras en México, Canadá, Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Medio Oriente, etc. Se estima un Know –how de más de 500.000 años-hombre que le costó mucho tiempo y dinero al país, que lo están aprovechando otros países a causa de la discriminación y a una economía hoy estancada por la erráticas políticas económicas.

A las erráticas políticas económicas con un desenfrenado gasto público con varios presupuestos paralelos y una política monetaria que le arrebató la autonomía al BCV, se agregan las improvisadas estatizaciones que han llevado a muchas empresas del sector agrícola, industrial y comercial a la quiebra o a una precaria operatividad. Es el caso por ejemplo de unas cuantas fincas confiscadas, de fábricas cerradas o funcionando a pérdidas o con rentabilidades cercanas a cero. Hoy estamos importando petróleo liviano, gasolina, nafta, aluminio, cabillas, café, azúcar, leche, pollos, carne, arroz, etc.

A raíz del paro petrolero, particularmente no estoy de acuerdo con que se pare la industria petrolera, pero la constitución y la ley Orgánica del Trabajo, la anterior y la actual establece el derecho a huelga y ninguna actividad económica está exceptuada. En unas dos oportunidades el finado presidente Chávez dijo que "el paro él lo había provocado con el despido por televisión de ocho gerentes y ellos cayeron en la provocación y se fueron de paro", como se dice en el argot jurídico, a confesión de parte, relevo de pruebas. Una proporción importante de los 18.000 trabajadores despedidos, quisieron regresar, pero no se les permitió. El fondo del asunto es que hubo el propósito de destruir la meritocracia para facilitar el control y el manejo de PDVSA desde Miraflores a través de Rafael Ramírez y lo lograron. Hoy PDVSA tiene una deuda cercana a los 90.000 millones de dólares, si tomamos en cuenta el Fondo Chino, la deuda financiera, la deuda laboral, la deuda a proveedores y la deuda con el BCV, que es dinero inorgánico(a lo que ha llegado una empresa del negocio más rentable del mundo). Es tan irresponsable el manejo de PDVSA por el Sr. Ramírez, que utilizan operadores cambiarios para vender dólares a terceros a precios del mercado paralelo o cercanos a éste. Al BCV le viene entregando últimamente menos de la mitad de los dólares que le corresponde para pasar a formar parte de las reservas internacionales.

En las operaciones de PDVSA se ha incrementado la frecuencia de accidentes industriales con lesiones graves, muertes y daños a las instalaciones en refinerías, plantas de vapor, plantas de gas, terminales, transporte. La accidentalidad en PDVSA está considerada entre las peores de las empresas petroleras en el mundo. A mas de dos años del grave accidente en la refinería de AMUAY (incendio y explosión), según cifras de PDVSA (con el beneficio de la duda) hubo 42 muertes, 150 heridos, 5 desaparecidos, daños a viviendas aledañas y a instalaciones de la refinería que aún no ha podido recuperar su anterior capacidad productiva, tampoco se ha cerrado el caso. Un grupo interdisciplinario de profesionales -COENER- elaboró un informe, cuyas conclusiones establecen que el accidente fue causado por malas prácticas gerenciales, sobre todo en el área de mantenimiento y negligencia en tomar medidas urgentes durante el período previo a la explosión. Irresponsablemente el Sr. Ramírez afirmo y así lo describe en un informe carente de toda seriedad, que fue un sabotaje, el mismo guión gubernamental que trata de justificar el deterioro del sistema eléctrico nacional. Hoy si existe una verdadera caja negra en PDVSA, militarizada, los periodistas no pueden entrar a sus instalaciones, muchos accidentes no se registran ante la opinión pública, el mantenimiento preventivo se ha reducido en alta proporción, de allí el aumento de la frecuencia de accidentes. De la deuda total de PDVSA, solamente se publica la deuda financiera. Los informes financieros son manipulados, por ejemplo, en el año 2013 se registra una ganancia de 15.8 mil millones de dólares, mientras en el año 2012 fueron unos 4.3 mil millones de dólares. Esta información no cuadra con los volúmenes de producción que fue menor en un 11% en el 2013 respecto al año anterior y el precio promedio de la cesta venezolana fue de 98.08 dólares por barril, mientras en el año 2012 fue de 103.42 dólares por barril. En la variable costos no se aprecia ninguna disminución, por el contrario, se incrementan en 2013 respecto a 2012. Se aparentan unas ganancias por la devaluación monetaria, formando parte de la edulcoración de los informes financieros de la corporación.

¿Y el Plan Siembra Petrolera?

En el llamado plan Siembra Petrolera que anunciaron con mucho aparataje publicitario, establece elevar la producción de petróleo a 5 millones de barriles diario para el 2012, hoy la producción no llega a 3 millones de barriles, incluyendo la producción de la Faja Petrolífera del Orinoco. En la faja debiera estarse produciendo más de un millón de barriles diario y no llega al medio millón, siendo el petróleo pesado y extra pesado entre 20 y 8 grados API el que más abunda en Venezuela. Aquí cabe preguntar por que no se ha realizado la conversión profunda para procesar este tipo de petróleos, no se han construido los mejoradores necesarios para extraer más productos livianos. La ORIMULSIÓN, tecnología venezolana diseñada por el INTEVEP (hoy venido a menos, la Universidad corporativa CIED está prácticamente cerrada) para producir combustibles de petróleo pesado destinado a la generación de electricidad y calefacción, entre otros usos, fue irresponsablemente regalada a los chinos (traición a la Patria). Ya la orimulsión estaba penetrando mercados en Norteamérica y Europa, hoy tuviéramos un importante mercado para nuestro petróleo pesado. Aquí cabe recordar que un adepto al gobierno como el Dr. Francisco Mieres, criticó el triste destino que se le diera a Bitúmenes del Orinoco (BITOR), el profesor Mieres también critico aquel disparate del gasoducto del Sur por ser inviable desde todo punto de vista, ni económico, ni ambiental, ni tecnológico, fueron aventuras del mesianismo narcisista que tanto daño le viene haciendo al país.

La disminución del potencial de petróleo y del volumen diario de extracción se viene dando por dos razones, una por la insuficiencia de taladros que no da ni para mantener el potencial de producción, cuya cuota de agotamiento se reduce anualmente en un 20%, mientras la perforación de nuevos pozos y el mantenimiento de los pozos existentes no compensa la disminución del potencial por agotamiento de los yacimientos en actividad. Siendo esto así, es fácil imaginar la reducción de la extracción diaria de petróleo que está causando la pérdida de mercados para Venezuela. Es más, un porcentaje importante de pozos petroleros se han perdido por falta de mantenimiento, dato no registrado en los informes edulcorados de PDVSA. Como el gas que se extrae de los yacimientos es asociado, viene mermando su extracción ante la disminución de la producción de petróleo que se viene compensando con gas colombiano, cuando hace unos treinta años atrás estaba planteado exportar desde Venezuela hacia el vecino país.

PDVSA SE DESNACIONALIZA, VENDE ACTIVOS EN EL EXTERIOR Y FORMA EMPRESAS MIXTAS EN LA FAJA DEL ORINOCO, CONTRADICCIONES ENTRE TEORÍA Y PRAXIS.

Al finado presidente Chávez le vendieron la idea desde 1999 de que la internacionalización de PDVSA fue un mal negocio de la IV República y debían revertirse las compras de refinerías y otros activos en Europa y Estados Unidos. A este respecto es de apuntar que en el año 2003 el entonces Ministro de Energía y Petróleo y Presidente de PDVSA contrató a un extranjero, desconocedor de Venezuela, su realidad y de su industria petrolera, Juan Carlos Boué, mexicano, investigador de Oxford Institute for Energy Studies, quien publicara en el año 2004 un libro con el título "La Internacionalización de PDVSA, Una Costosa Ilusión". El libro fue prologado por el profesor Carlos Mendoza Pottellá, asesor del BCV y de PDVSA. En el prólogo Mendoza descalifica la nacionalización de la industria petrolera realizada en 1976, afirmando la farsa de que ésta fue propuesta a su medida por las corporaciones transnacionales. Es otro guión utilizado por sectores radicales detractores de la nacionalización en 1975 que condujo a la formación de una gran corporación como PDVSA, hoy venida a menos por el manejo clientelar, el nepotismo, la ineficiencia y la corrupción.

El Dr. Boué en un acto patrocinado por el Centro Petrolero de la FACES de LUZ cometió la imprudencia de decir que en Venezuela no hay gente pidiendo en la calle, tal indiscreción causó rechazo en varios participantes en el evento. Esta imprudencia en nuestras narices nos hace dudar de sus apreciaciones en su libro "La Internacionalización de PDVSA, Una Costosa Ilusión". Costoso le sale al país la defensa que este señor hace de PDVSA y sus recomendaciones para desprenderse de los activos en el exterior. Rafael Ramírez fue formalizando un guión de estigmatizar la internacionalización de PDVSA, concretamente las refinerías en Alemania adquiridas en mancomunidad con la Veba Oel y la CITGO. Este guión estigmatizador de los activos comprados por PDVSA en el exterior lo vienen repitiendo con el mismo discurso directivos y asesores de PDVSA, en pos de predisponer a la opinión pública en contra de la nacionalización de 1975 y la adquisición de refinerías y otros activos en el exterior. Las refinerías en Alemania fueron vendidas argumentando que no eran rentables, pero si lo son para los rusos que las compraron ipso facto, mientras los árabes quedaron como caimán en boca de caño.

El petróleo crudo o bruto no tiene utilidad alguna, hay que separar sus componentes y refinarlo, de tal manera que las refinerías son necesarias para la comercialización y venta de todos los tipos de petróleo. La refinación le da fortalezas al petróleo para su competitividad en el mercado internacional, de allí que no sea la rentabilidad el único factor a tomar en cuenta para determinar el valor económico de una refinería. La tasa alta de rentabilidad en el negocio petrolero está en la extracción. En el caso venezolano a pesar de haberse triplicado el personal de PDVSA durante la administración Ramírez, el costo por barril no supera el 15% del precio de mercado actualmente. En refinación, la rentabilidad es siempre pequeña o ínfima si se compara con la rentabilidad en la extracción. Antes de despedirse de PDVSA el Sr. Ramírez dio otra irresponsable declaración, afirmando que Venezuela debiera dedicarse a la producción de petróleo, una ligereza que forma parte del guión que tanto ha fomentado de vender los activos en el exterior adquiridos antes de 1999. No incluyen a la refinería de Cienfuegos, construida por "la nueva PDVSA" por razones netamente políticas e ideológicas. A este respecto es de observar que el gobierno cubano revende en el mercado internacional petróleo básicamente liviano que es el que menos produce Venezuela.

¿Por qué quieren vender a CITGO?

La filial CITGO Petroleum Corporation de PDVSA con sede central en Houston cuyo 50% fue adquirido en 1986 y el otro 50%en 1990 es una empresa dedicada al negocio petrolero aguas abajo, tiene una capacidad de refinación de 750.000 barriles diario en tres refinerías, siendo la más grande Lake Charles con capacidad para refinar 425.000 barriles diario, tiene 48 terminales, 3 poliductos y participación en otros 6 y una red de 6000 estaciones de servicios abanderadas. Ciertamente estas refinerías están adaptadas para procesar petróleos medianos y pesados y uno de los argumentos esbozados por los auspiciadores de la venta de CITGO es que no procesan petróleo venezolano, lo cual no es cierto, porque refinan unos 286.000 barriles diario de petróleo venezolano y no se refina más crudo venezolano por cuanto ha disminuido la exportación a Edos Unidos, estando hoy en unos 650.000 barriles entre derivados y crudo, después de estar exportando por encima del millón de barriles diario. Es más, la exportación de petróleo pesado y extrapesado a ese país estaba vinculada a la explotación de la faja del Orinoco cuyo plan de conversión profunda y mejoramiento por dilución con petróleos livianos se ha realizado muy por debajo del plan para tales fines. Vamos a importar petróleo liviano de Argelia a precios internacionales, mientras le enviamos petróleo liviano a Cuba, un 50% con descuentos y el otro 50% a 20 años con una tasa de interés del 1%. Aquí cabe aclarar que el convenio de salud con Cuba es aparte, Venezuela paga manutención y salarios a los médicos cubanos y paga otra parte al gobierno cubano por la prestación de ese servicio, no es a cambio de petróleo como algunos han pretendido hacer ver.

La conversión profunda estaba relacionada con la explotación del petróleo de la faja del Orinoco, que representa más del 80% de las reservas del país y las refinerías de la CITGO están aptas para recibir petróleo mejorado de los crudos pesados y extra pesados. El guión de PDVSA que repiten directivos, asesores y agentes tarifados internos y externos nos presentan medias verdades en procura de justificar la venta de un patrimonio como la CITGO, cuyo móvil central es la desesperación por la insuficiencia de dólares para atender los compromisos de la deuda externa ( en Octubre se vencen más de 5000 millones de dólares del servicio de la deuda externa) y los temores por embargos ante los errores cometidos en los negocios con transnacionales como la Conoco-Philips y Exxon-Mobil. Los errores y negligencias de Ramírez, no tendríamos por que pagarlos los venezolanos, pero lamentablemente las negligencias y corruptelas de los funcionarios públicos, las pagamos todos los hijos de esta Patria. Otra irregularidad que no se menciona en las medias verdades de PDVSA es el aporte de la CITGO a campañas electorales en Estados Unidos, el robo de los 500 millones de dólares del fondo de jubilaciones, sin que se haya dado una explicación convincente a los venezolanos. La venta de CITGO no es un simple rumor como algunos han dicho. Rafael Ramírez antes de irse de PDVSA, ordenó al banco de inversión Lazard para hacer las ofertas y ya han aparecido interesados en esta filial. La venta de este activo, le quitaría competitividad al petróleo venezolano, fortaleza que no tiene Canadá y México, en otras palabras, si PDVSA se desprende de CITGO, le facilita a estos dos países el mercado que tiene Venezuela en Estados Unidos.

Otro Paso de la Desnacionalización o Privatización de PDVSA: La Conversión de Contratos de Servicios en Empresas Mixtas.

Tanto nadar para ahogarse en la orilla. Tanta retórica sobre independencia, soberanía nacional y antiimperialismo, tanto criticar el artículo 5to de la Ley de Nacionalización de 1976 y la formación de empresas mixtas y en la Faja del Orinoco han transformado los contratos de servicios en empresas mixtas, distribuyendo el capital accionario entre PDVSA y las empresas extranjeras. Aquí se han cometido otros errores, se han hecho asociaciones con empresas que tienen menos experiencia que Venezuela en materia petrolera. Empresas Iraníes, Bielorusas, rusas, Uruguayas, Argentinas, chinas, todas con menos Know- how que Venezuela, quizás, a excepción de Rusia, sin subestimar el poder de las mafias que imperan en este país en el negocio petrolero. La poca experiencia de varias de esas empresas ahora socias de PDVSA, ha devenido en el incumplimiento de los contratos de inversión para la explotación petrolera en la faja, daños al ambiente aún no cuantificados y conflictos laborales. La Faja Petrolífera del Orinoco es una prioridad para Venezuela, dado que allí está el mayor volumen de reservas petroleras (pesado y extra- pesado). Los errores en la escogencia de socios poco competentes en la explotación del petróleo está pesando bastante en el desarrollo de los planes de la faja, es una irregularidad más de tantas que existen hoy en PDVSA, sin que se reflejen transparentemente en los informes de la corporación.

Rafael Piña Pérez
Presidente de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia.
pprafael1912@hotmail.com