Síguenos en: Menu

Las leyes del nuevo federalismo


Diciembre 06, 2015

La Provincia venezolana exige a los diputados que nos representarán en la Asamblea Nacional, que se conviertan en los propulsores de un Nuevo Federalismo, y nunca en instrumentos dóciles del Nuevo Centralismo que se esconde detrás del Estado Comunal de inspiración marxista, que este régimen pretende imponernos. En consecuencia, se requiere hacer realidad un programa legislativo mínimo para recuperar y fortalecer al Estado Federal Descentralizado, la política de descentralización y la participación política.

En primer lugar, habría que superar la vieja ley de Descentralización, por una Ley Orgánica sobre el Estado Federal Descentralizado, que desarrolle el espíritu, propósito y razón del artículo 4 de la Constitución. Partiendo de esa nueva ley, habría que reformar la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, que viola descaradamente al artículo 185 de la Constitución, y darle al Fondo de Compensación Interterritorial, una ley que regule su funcionamiento, pues es inconcebible que se siga manejando por vía reglamentaria. De la misma manera, se requiere una reforma de fondo a la ley de Asignaciones Económicas Especiales, pues en la práctica, la ley que las regula, es una simple prolongación del reglamento de la ley del Consejo Federal de Gobierno.

En este nuevo periodo legislativo, es necesario cumplir con la Provincia venezolana, haciendo al fin realidad el mandato constitucional de aprobar una Ley de Hacienda Publica Estadal ,que inicie la descentralización fiscal. Es imperioso asimismo, aprobar una Ley Orgánica sobre el Situado Constitucional, ingreso fundamental de estados y municipios, que asegure la transferencia a estos del veinte por ciento de los ingresos ordinarios, e integre o elimine los fondos parafiscales dentro de un presupuesto único. Asimismo, habría que reformar o derogar, leyes como las que regulan el funcionamiento de los Consejos Legislativos de los estados, la que regula la designación y destitución de los Contralores de estado, así como las que regulan al Poder Popular, para adecuarlas a la Constitución.

En consecuencia, votar por quienes suscriban el modelo del Estado Comunal, es una verdadera traición a la Provincia venezolana. Solo legislando para un Nuevo Federalismo, los diputados justificarían su razón de ser. De lo contrario, solo serían instrumentos de un centralismo inviable que está rechazando la Provincia venezolana.

Jorge Sánchez Meleán