Síguenos en: Menu

La salida por: Kaled Yorde


Agosto 19, 2016

Venezuela está sumida en una grave crisis humanitaria sin precedentes, y ese es el tema sobre el que más se habla hoy en día a nivel mundial, especialmente, luego que el Secretario de la ONU, Ban-ki Moon lo aseverara. Como quiera que el hambre y las enfermedades no esperan, es absolutamente necesario hallarle a la crisis venezolana una inmediata salida democrática.

Para ello se requiere de una urgente unificación de criterios entre el PSUVE, el ala militar moderada y la sociedad civil integrada por los partidos políticos, la MUD, los independientes, la iglesia y la ciudadanía en general. El tiempo apremia y ya la burbuja no aguanta más, corriendo el país el riesgo --el peor de todas las calamidades-- de un estallido social sin control que desemboque en guerra civil.

Dentro del chavismo y según varias encuestas serias, Keller, por ejemplo, el 72% de los encuestados piensan que el país va mal. Esas mismas encuestas dicen que el 70% de los chavistas manifiestan su desacuerdo con el "madurismo", lo que quiere decir que siguen siendo seguidores de Chávez pero no quieren que Maduro se mantenga en el poder. A nivel nacional, hay un inmenso consenso del 83% de los encuestados que quieren el revocatorio contra Maduro y un 93% que estarían dispuestos a votar. Un sondeo a nivel de los simpatizantes del chavismo, señala que el 78% de los venezolanos cree que Chávez se equivocó al designar a Maduro como sucesor.

Como consecuencia del desastre que causó Nicolás en el país, llevándolo a su ruina total y la infinidad de calamidades y sufrimientos del pueblo, la imagen del PSUVE y su proyecto de perdura en la vida política venezolana está por los suelos. De seguir el partido oficialista "amarrado" a la suerte del inepto presidente, estaría rodando cuesta abajo por el barranco, por lo que motivado a razones de supervivencia política, les es necesario apartarse de él, guardando distancias con el madurismo y dejar que los acontecimientos desatados sigan su normal curso, que no es otro que un gigantesco estallido social que iría a obligar a las FANB a intervenir para poner orden. La salida vendría a ser, en consecuencia, que el mismo PSUVE moderado y la cabeza del alto mando militar, le soliciten al primer mandatario la renuncia y su salida inmediata del país hacia Cuba junto con sus adláteres, familia, ministros comprometidos y militares que violaron del Derechos Humanos, así como también, todos los involucrados en el negocio del narco-tráfico, a quienes la DEA y el Tribunal Penal Internacional de La Haya los tienen en la mira. Se conformaría una junta Cívico-Militar integrada inclusive por cualquier miembro notable de la oposición y si es posible también de un representante de la Iglesia.

Ello pacificaría el país, atrayendo la ayuda humanitaria que tan necesaria es, la que Maduro y sus adláteres se niegan aceptar. Llamarían a elecciones para dentro de un año después y no a los 30 días como lo señala la C.N.B. Esa sería la salida más conveniente y expedita que puede resolver la insoportable crisis humanitaria que atosiga a los venezolanos sin distingos!.-


KALED YORDE