Síguenos en: Menu

La mayoría silenciosa


Diciembre 12, 2014

Una gran mayoría de venezolanos queremos cambio. Queremos un gobierno que gobierne y que unifique al país. Queremos paz, armonía, entendimiento, reconciliación, progreso y bienestar.

Queremos que predomine un ambiente de diálogo que permita asumir políticas económicas que nos liberen de la inflación, del alto costo de la vida, del envilecimiento de nuestra moneda, de la recesión y del desabastecimiento.

Políticas que deben asumirse en un clima de consenso que nos ayude a reactivar el aparato productivo interno, a diversificar la economía para liberarnos de la extrema dependencia del petróleo como único producto de exportación.

Queremos políticas que generen confianza para que haya inversiones. Inversiones públicas y privadas, nacionales e internacionales que promuevan oportunidades de empleo para todos con buenos salarios y con un amplio programa de seguridad social que ampare a todos los ciudadanos.

La mayoría de los venezolanos estamos hartos de los pleitos inútiles y de las confrontaciones infecundas. Confrontaciones que agotan los adjetivos y las descalificaciones y que en nada ayudan a resolver los problemas que nos agobian.

Esa mayoría silenciosa, de la cual humildemente formo parte, quisiera ver un gobierno de amplitud o de unidad nacional que convoque a la gente más competente y más honesta del país para gobernar en beneficio de todos. Quisiéramos también que ese gobierno de unidad nacional cuente con el respaldo necesario para tomar las decisiones que hay que tomar, independientemente de su costo político, pensando más en el interés del país y de las próximas generaciones y menos en las coyunturas electorales.

La mayoría silenciosa apuesta por un gobierno honesto que se ocupe de la calidad de la vida de los ciudadanos, de la educación, de la salud, de los servicios públicos, del agua, de la luz, del transporte, del tráfico, de las obras de infraestructura y de la seguridad de las personas y de los bienes.

Esa mayoría silenciosa quisiera un gobierno de todos y para todos, que respete la Constitución y los derechos humanos y que no pierda su tiempo buscándole pleito a la oposición y queremos también una oposición que piense siempre en servir a los intereses de la nación antes que a los intereses personales o grupales. Una oposición que represente una alternativa esperanzadora, digna de la confianza de los ciudadanos.

Eduardo Fernández
@efernandezve