Síguenos en: Menu

Kaled Yorde: ¿Por qué los caudillos suelen salirse con la suya?


Julio 19, 2017

Este planteamiento lo enfoca el escritor mexicano Jorge Volpi, en su interesante libro "El Insomnio de Bolívar" (Editorial Debate. 2009). De inicio es necesario aclarar que los caudillos, por lo general siempre se salen con la suya al principio y por algún tiempo. Cuando la gente termina por darse cuenta de sus abusos y egoístas intenciones, se lo sacuden de encima, cueste lo que cueste y así la historiografía siempre lo ha reseñado.
De hecho, es preferible diez sistemas democráticos con defectos y debilidades, pero perfectibles, que una sola dictadura exitosa en lo económico, como fue el caso de Pérez Jiménez y Alberto Fujimori.
Volvemos con la pregunta del título: ¿Por qué nuestros caudillos han conseguido salirse por un tiempo con la suya, no solo con la aprobación de su agenda, sino con la ampliación y reafirmación de su `poder personal? Volpi lo plantea así: ¿Qué decir de los ciudadanos latinoamericanos de esta tendencia de confiar ciegamente en sus caudillos?
En Venezuela tenemos desde hace 18 años la dolorosa experiencia del gran embaucador Hugo Chávez y los "huevos de serpientes" que dejó incubados. Al comienzo, nadie pudo darse cuenta de su oculto proyecto de alianza ideológica con Fidel Castro. ¿Qué nos llevó a los venezolanos a obrar de manera tan ciega y estúpida, confiando en Fidel y en Chávez? En este país la gente tardó 15 años en darse cuenta que quien se alía con un mafioso, mafioso termina siendo; si no que le pregunten a Maduro. ¿Qué le pasó a los venezolanos que se embelecieron con Chávez el caudillo? ¿Ignorancia supina, ingenuidad o hastío de los partidos políticos del status-quo de ese entonces?
Volpi responde a esas interrogantes así: "Los ciudadanos latinoamericanos no son tan indiferentes o torpes como quisieran caracterizarlos algunos de sus críticos: Al reforzar a Chávez, Correa o a Morales, están tomando una decisión consciente. Hartos de promesas, reniegan de los sistemas que los han mantenido en el subdesarrollo por decenios y se atreven a otorgar su confianza a quienes les ofrecen reformas radicales. El problema es que, a cambio de esos anhelados ajustes de cuentas, de esa reivindicación de los desfavorecidos, los caudillos que se hacen llamar "democráticos", se les elevan como redentores y acumulan poderes omnímodos que les permite jugar con ventaja en cada nueva elección… "Moraleja: Los pueblos no pueden darse el lujo de soslayar las malas experiencias del pasado, repitiendo los mismos errores que les abrieron las puertas a los embaucadores de sobremanera, aquellos que estén embelezados por los cubano-castristas. Todas las desgracias y la magia negra que le ha caído a Venezuela se deben a la alianza que Chávez hizo con Fidel y sus babalaos. Así de sencillo!!!.