Síguenos en: Menu

Kaled Yorde: Mega Fraude Electoral


Marzo 16, 2018

Siempre hemos sido partidarios del voto por ser este un insoslayable deber. El ciudadano tiene derecho a expresar su voluntad de escoger a quienes le gobiernen, a la vez que para la autoridad correlativamente, es un deber el respetar la voluntad popular.
Hasta aquí todo parece estar bien, pero, ¿Acaso es fiable, imparcial, serio y honesto el organismo encargado de contar los votos? He ahí la cuestión!.
Ya Lenín, en una de sus disertaciones, había señalado: "El voto no es tan importante como el que cuenta los votos".
Esta afirmación conlleva implícito el consejo de Maquiavelo al Príncipe: El fin justifica los medios. Vale decir, que, si quieres conservar el poder, las trácalas y las mentiras son válidas.
En Venezuela el régimen madurista navega en medio de aguas turbulentas, aislado internacionalmente, desprestigiado a más no poder por inepto, corrupto y violador de los derechos humanos. Gobierna completamente de espaldas a la Constitución Nacional y los Acuerdos Internacionales que el país tiene suscritos, con la espada de Damócles del "default" balanceándose sobre su cuello. Tal situación lo lleva a la ingente necesidad de ganar la reelección de Maduro a como dé lugar y cueste lo que cueste, que le permita legitimarse.
En esa dirección van los tiros del régimen y por ello prepararon, no una "fiesta electoral", como lo señala la cínica cómplice de la desgracia que afecta al país, Tibisay Lucena, sino un mega-fraude electoral sin precedentes en el país.
La sociedad civil entera y los partidos políticos democráticos de la oposición que sean coherentes y solidarios con la catástrofe nacional que vive Venezuela, en esta oportunidad tendrán que analizar fríamente la conveniencia de ir o no a votar con un árbitro parcializado e incondicional del Poder Ejecutivo. Ese árbitro no ha dado ninguna garantía seria para que haya elecciones limpias y transparentes. No hay garantía alguna de imparcialidad y objetividad de las que se habló en la República Dominicana.
El régimen adelanta las elecciones, violando la CNB y ofreciendo como "garantías serias" solo conchitas de maní irrelevantes. Buscan que alguien se entusiasme a lanzarse para hacerle el juego competitivo a Maduro, una contraparte que simule ser candidato de la oposición.
Henry Falcón, "ex-militar y ex-chavista", recogió esas conchitas de maní que el régimen lanzó, metiéndose al ruedo en compañía de tres desconocidos que buscan recoger "burusas" caídas del banquete. ¿Estará haciendo el señor Falcón el papel del soldado agazapado dentro de un caballo de Troya para ayudar a la legitimación de Maduro? El ex-gobernador de Lara y ex-integrante de la MUD no tiene ninguna oportunidad de ganarle al actual tiranozuelo lacayo de los Castro.
En la mesa de negociación que se celebró en República Dominicana, se acordó que la oposición participaría si el régimen cumple con las condiciones planteadas por los Cancilleres. ¿Cuáles fueron esas condiciones? Seis en total: 1) Elecciones para el segundo semestre de 2018; 2) Un CNE equilibrado; 3) Facilitar el voto de los venezolanos en el exterior sin exigirles residencia legal donde estén refugiados; 4) Revocar las inhabilitaciones; 5) Realización de una auditoria el REP; y 6) La presencia de testigos y garantes internacionales oficiales ¿Cumplió el régimen madurista siquiera una sola de esas peticiones? No, ninguna de ellas ¿Qué va a pasar ahora? ¿Qué hay que hacer? Continuará…