Síguenos en: Menu

Kaled Yorde: Maduro acorralado y sin salida


Febrero 08, 2018

Como era de esperarse, Nicolás Maduro se halla totalmente acorralado y sin salida. La crisis sin precedentes que provocó en Venezuela, muy señaladamente, la económica, devenida de su ineptitud en el manejo de las finanzas (modelo económico estatista y corporativista de corte marxista-leninista) que ha fracasado rotundamente en todos los países que lo implementaron, tiene a su régimen metido en un callejón sin salida.
Como consecuencia de la implementación del fracasado modelo económico, el país se halla a las puertas mismas de una hambruna generalizada sin precedentes en la historia de la República. El FMI habla de un 60% de inflación para el último trimestre del 2018, lo que significaría la imposibilidad de que el pueblo desempleado y los que ganan sueldo mínimo puedan tener acceso ni siquiera al 10% de la cesta básica. Por los tantos disparates --frecuentes y reiterados-- y la obcecación del Alto Mando civil y militar, da la sensación que se trata de un plan deliberado hecho a propósito con el fin de provocar una hambruna. ¿Con qué propósito? Para someter al pueblo y chantajearlo con el hambre: O apoya al régimen o no se le dará la bolsa del CLAP. La hambruna torna a los pueblos en raquíticos, débiles psicológicamente, quebrados moralmente y fáciles de poder ser sometidos. Ya Josepf Stalin en 1920 provocó una espantosa hambruna en Crimea que mató a unos 20 millones de campesinos con ese mismo propósito.
Nadie se explica la política disparatada madurista de aumentar sueldos y los cesta tickets en tiempos de hiperinflación. Esto equivale a echarle más leña al fuego. Por otro lado sigue vigente el nefasto control de cambio y de precios; la "maquinita" de hacer billetes inorgánicos del Banco Central continúa funcionando a toda carrera. Estos son los tres causales fundamentales que explican el estancamiento, la inflación y la contratación del aparato económico. Con las sanciones impuestas por la Comunidad Financiera Internacional, Unión Europea, Canadá y los Estados Unidos por la sistemática violación de los Derechos Humanos en Venezuela, la corrupción y los vínculos de la dictadura con el narco-lavado, el narco-tráfico y el terrorismo del Medio Oriente, la crisis que atosiga al pueblo venezolano irá cada día agravándose más y más.
Maduro está acorralado y sin salida y por eso el oficialismo ha condicionado las resultas del diálogo en la República Dominicana al hecho de que se les levanten las sanciones económicas que la Comunidad Financiera Internacional (no la oposición ni la sociedad civil democrática) le han impuesto a su régimen mafioso.
Sin lugar a dudas, el régimen madurista y ese Socialismo del Siglo XXI, son un rotundo fracaso, un fraude y gigantesca trampa montada para hacer que un cogollo de máximo unas doscientas a trescientas personas saqueen el Tesoro Nacional, vivan como multimillonarios a cuenta de la Revolución Comunista mientras los 30 millones de venezolanos pasan miseria, hambre y calamidades a granel.
Es hora ya que Maduro y su pandilla renuncien y se vayan a Cuba con el botín robado. Esa es la única manera de que haya paz y reconciliación en Venezuela!.-