Síguenos en: Menu

Kaled Yorde: La Verdad


Enero 05, 2017

Como tema de reflexión de año nuevo es muy pertinente escoger a la Verdad. ¿Que es la Verdad? La Verdad es siempre la misma. El que pondere en ella logrará la correcta respuesta: Una especie de brillante de mil caras que refracta cada una de ellas los variados colores del arco iris, según sea la capacidad de conciencia del que lo observe.
Jesús conoció la Verdad. Buda de igual modo. Moisés, Patanjali, Krishna y Mahoma lograron ponderar la Verdad.

Sin embargo, el método y la vía de conocer la Verdad varían en un sentido u otro. En esencia, los seres humanos somos uno. Todos estamos unidos a los demás, por ser de la misma esencia y naturaleza.
Dios es la Verdad y ésta es la cualidad del Ser. También la Verdad es Esencia Divina. Para la Kabalah la Verdad es Ain Sof y al manifestarse fue denominada JEHOVAH. Para el misticismo en la India y la Metafísica occidental la Verdad viene a ser "la experiencia de estar en comunión profunda con la eternidad de la existencia y con la totalidad, la perfección, la grandeza y la magnificencia de lo que es." En este orden de ideas la Verdad es universal, por lo que no se debe asumir tanto lo uniforme como la universalidad del concepto: Somos, desde luego, diferentes en razas, credos, cultura, inteligencia, innovación, grado conciencial y destreza. Sin embargo, uniformes por ser hijos del mismo Creador, llámese Dios, God, Jehovah, Alah, Brahman, Dieu, etc.; en consecuencia, universales según la Ley de Correspondencia, una de las siete leyes que rigen el Cosmos Infinito.
Los ocho mil millones de seres humanos que viven en la Tierra son pasajeros de la misma nave que surca el Sistema Solar, hijos de un único Padre, Dios Creador de todo lo visible e invisible. Nos une nuestro origen divino y el propósito de evolucionar, aunque libres en albedrio, para escoger la vía y los métodos de crecimiento espiritual.

Uniformidad, por estar todos sometidos a las mismas leyes de la naturaleza de nacer, crecer y morir, pero universales, en el sentido de lo holístico, no siendo una especie de solitarios islotes separados entre sí flotando a la deriva por el vasto océano de la existencia, sino unificados en Dios y el Cosmos Infinito. Por esta razón tan poderosa debemos siempre andar tras la búsqueda de nuestro origen --Dios-- y la práctica del bien, la justicia, la compasión y valores humanos por sobre todas las cosas, actuando, al decir de la Biblia, como dioses encarnados que aman y sirven al prójimo.
Feliz Año Nuevo con mucha salud, bienestar y paz mental para toda Venezuela y el mundo entero. Bendiciones para nuestra familia, amigos y relacionados. Así sea.