Síguenos en: Menu

Kaled Yorde: LA RECETA DE FIDEL / Parte I


Julio 11, 2016

Tal como lo escribieramos en la pasada entrega, Fidel Castro le prescribió a Chávez y al General Guaicaipuro Lameda, (a la sazón presidente de PDVSA), una receta para someter y destruir a Venezuela y el sistema democrático, como hoja de ruta para la permanencia del tirano criollo en el poder hasta su vejez y muerte. La receta tenía como objetivo primordial el empobrecimiento colectivo como medio de dominación por varias décadas.

La vía era: La aplicación de un sistema político disfrazado de socialismo, pero que en realidad se trataba del comunismo a la cubana impuesto bajo engaño. La receta se ha cumplido a cabalidad; falta solo saber si finalmente nuestros militares patrióticos e institucionalistas van a permitir que los hermanos Castro nos esclavicen para siempre, saliéndose con la suya.

La receta era del tenor siguiente:

INGREDIENTE Nº. 1: Al que no le guste la revolución, que se vaya. Hágaselo difícil, pero ábrale unas puertas.

INGREDIENTE Nº. 2: A la gente hay que mantenerla ocupada aunque sea buscando comida. Mientras buscan cubrir sus necesidades básicas, manténgalos presionados con los cuerpos de seguridad e inteligencia para que no murmuren y sientan temor.

INGREDIENTE Nº. 3: Venezuela tiene que calcular lo que necesita para satisfacer las necesidades básicas de la población. El resto de la renta petrolera le estorba, y tiene que quemarlo, mediante la compra de conciencias y comprometer la lealtad de algunos, inhabilitando a todo evento a los adversarios.

INGREDIENTE Nº. 4: Asegúrese un enemigo creíble y poderoso; si no lo tiene, créalo. Así los suyos percibirán que usted es su defensor contra ese Gigante que los atropella y los opositores percibirán que tienen una esperanza en ese liderazgo que es capaz de desafiar al poderoso gobierno.

INGREDIENTENº. 5: Mantenga a los pobres en su pobreza pero con esperanza; algunos deben saltar de allí y debe ser muy notorio.

Dosifíqueles lo que les da, tanto en cantidad como en oportunidad, pero haga mucha propaganda, que es el principal alimento de la revolución.

INGREDIENTE Nº. 6: Ponga a los líderes y analistas de oposición a que le hagan la mitad del trabajo a la revolución. Unos que cacareen mucho, pero que jodan poco porque les tiene amarrados e inhibidos y los otros porque riegan la propaganda que usted produce para generar miedo y zozobra.

INGREDIENTE Nº. 7: Establezca una economía dual en paralelo…. con ello los pobres son dominados (doblegados por el hambre, la impotencia y el derrumbe moral; y los otros buscando irse.

INGREDIENTE Nº. 8: Infunda terror en dos vías: A los suyos que teman perder lo que el gobierno les da, les permite y ofrece; y a los opositores, que tengan mucho miedo a perder lo que tienen, incluso la libertad y la vida.- continuará…


KALED YORDE